miércoles, 10 de marzo de 2010

Lo hizo otra vez


Los Angeles Lakers (47-18) derrotaron este martes en el Staples Center a los Toronto Raptors (32-30) por 109-107 gracias a un nuevo tiro ganador de la superestrella Kobe Bryant a 1.9 segundos del final.

El equipo angelino pudo evitar su cuarto revés al hilo (cosa que no sucede desde abril de 2007) gracias a un nuevo tiro milagroso de “Black Mamba” (su séptimo en lo que va de la temporada), pero el rendimiento del equipo se pareció al de las últimas derrotas.

A pesar de su buena actuación, tuvo 32 puntos (11-20 TC, 10-11 TL), 6 rebotes y 6 asistencias, Bryant se mostró disconforme con la actuación del equipo: “Anotamos muchos puntos esta noche. Así no vamos a ganar campeonatos. Tienes que parar a las personas. Y en eso no hicimos un buen trabajo esta noche".

Los Lakers, equipo conocido por su capacidad rebotera y su anotación en la pintura, perdieron el duelo de rebotes (40 capturados por los angelinos contra 44 de los canadienses) y sólo encestaron 6 puntos más en la pintura (44-38).

Hay destacar que el equipo necesitó de la ayuda de un aficionado para ganar. Seguramente si uno les pregunta quien es el mejor defensor del equipo me dirán Ron Artest o Kobe Bryant, pero no, en este partido la jugada defensiva decisiva la llevo a cabo Lapo Elkann.

Cuando los Lakers estaban cuatro puntos arriba y el balón se iba fuera de límites en el lado defensivo de la cancha, Elkann, con sus dos manos en el aire, rebotó el balón contra la cabeza de José Calderón (Toronto) antes de que el escolta pudiera salvarlo. El balón salió afuera, tocado por última vez por un Raptor, de modo que los Lakers tomaron posesión.

"Jugada dura, porque era un juego de dos puntos. Quería pasarle el balón a mi compañero. No estaba mirando, y luego me doy vuelta y el hombre simplemente le pega al balón", manifestó Calderón enojado por la situación.

Elkann lamentó haber perjudicado a los Raptors y le estrechó la mano a Calderón en son de disculpa. Ron Artest se le acercó, le palmeó la cabeza, y le dijo "Buena defensa".

"Habiendo dos italianos [Andrea Bargnani y Marco Belinelli] en el equipo y siendo yo italiano, quería que ganaran", dijo Elkann. "Vi que el balón venía hacia mí, y lo empujé".

Una buena noticia que deparó este partido para el equipo dirigido por Phil Jackson, fue la vuelta del esloveno Sasha Vujacic a las canchas después de dos semanas de inactividad por una lesión en el hombro, aunque manifestó que siente dolor y deberá esperar dos semanas más para estar libre de molestias.

Kobe Bryant, Pau Gasol y compañía tendrán dos días de descanso, ya que el próximo partido del equipo angelino será el viernes visitando a los Phoenix Suns en el US Airways Center, en este tiempo Phil Jackson y su cuerpo técnico tendrán que encontrar de vuelta el funcionamiento del equipo, ya que no contarán siempre con un tiro milagroso de Kobe ni con la defensa de un aficionado.