viernes, 11 de febrero de 2011

Triunfan los Lakers en una noche histórica


Kobe Bryant fue la estrella y el líder de los Lakers en el triunfo por 92-86 sobre los Boston Celtics en una noche histórica para la NBA por dos motivos: porque se retiró el eterno entrenador del Utah Jazz, Jerry Sloan, después de 23 años consecutivos en el cargo y porque Ray Allen superó el récord de mayor cantidad de triples convertidos en la historia de la liga. Las grandes actuaciones de Bryant y Pau Gasol, combinadas con una aguerrida defensa y una estupenda mentalidad mostrada por los angelinos en la segunda mitad, fueron las que les permitieron a los bicampeones remontar un partido en el que llegaron a ir perdiendo por 15 puntos.

Gasol, eficaz, seguro y con un concepto único de equipo, evitó que los Lakers se hundiesen en la primera parte para darle tiempo a Kobe a que encontrase su mejor versión ofensiva y lograsen la remontada. "Black Mamba", que había anotado sólo tres puntos en la primera parte (1/3 TC), surgió en la segunda con 20 para ser de nuevo el máximo encestador de los laguneros y el que hizo posible el triunfo con el que los conducidos por Phil Jackson se tomaron revancha de la derrota que sufrieron en pasado 30 de enero por 109-96 en el Staples Center, ante este mismo equipo.

Todo el equipo local se enfocó en intentar que Allen logrará el récord que tanto deaseaba y el objetivo se cumplió cuando quedaban 1:48 por jugar en el primer período. Tras una pelota en ataque perdida por los angelinos, los Celtics corrieron el contrataque y el ex jugador de los Supersonics se levanto solitario para lanzar y, cuando la pelota cruzó la red, todo el TD Garden explotó en felicidad y admiración hacia un gran jugador, pero mejor persona aún (sí, puede haber un Celtic que sea buena persona). Reggie Miller que obstentaba el récord con 2.560 triples encestados, vivió en vivo y en directo como tiraban por la borda su mayor logro, ya que comentaba el partido para TNT. Cuando Andrew Bynum recibió una falta y fue a la linea, Allen se acercó y abrazó a Miller demostrando las grandes personas que son ambos jugadores. Tras finalizar el primer período hubo una gran ovación por parte de todo el estadio para el nº 20 Celtic, que volvió a abrazar al ex jugador de los Pacers y también a su carismática madre.

Pero Allen tuvo que ver como Bryant le estropeó la noche al jugar una magnífica segunda mitad y finalizar con 23 puntos (9/17 TC), 5 rebotes y 4 asistencias. "Era el triunfo que necesitábamos conseguir ante un rival como los Celtics y con este tipo de ambiente hostil. Debíamos demostrar que seguimos siendo un equipo ganador y campeones de liga", declaró el astro angelino.

Junto al nº 24, que fue un jugador muy diferente al de los 41 puntos del primer partido de la temporada contra los Celtics, Gasol se convirtió en el pilar que hizo posible primero que el equipo no se hundiese en la primera parte y luego el que acompañó a la súper estrella en la remontada. El niño de Saint Boi aportó un doble-doble de 20 puntos y 10 rebotes, además de conseguir la canasta que sentenció el partido cuando faltaba menos de dos minutos y puso el parcial de 90-83, que dejó a los Celtics sin la opción de forzar la prórroga.

El catalán jugó 37 minutos y anotó 8 de 13 en tiros de campo y 4-6 desde la linea de libres, capturó 9 rebotes defensivos, repartió 4 asistencias, dio una tapa y no tuvo pérdidas. Bynum se olvidó de los rumores sobre su posible traspaso a los Nuggets y aportó 16 puntos, 9 rebotes y un tapón para ser también decisivo en el juego bajo los aros, donde los Lakers impusieron su presencia de principio a fin. Los laguneros capturaron 47 rebotes contra sólo 36 de los Celtics y lograron 50 puntos en la pintura sobre los 32 de los locales.

Lamar Odom también cumplió con su labor de sexto hombre al conseguir un doble-doble de 10 puntos y 12 rebotes.

Después de haberse ido al descanso con una desventaja de ocho puntos (45-53), volvieron arrolladores en el tercer periodo para una racha de 10-0 que los metió de lleno en el partido, mientras los Celtics volvieron a ser el equipo sin concentración y sin presencia bajo los aros.

Shannon Brown, con 12 puntos y un gran aporte, completó la lista de los cinco jugadores angelinos que tuvieron dobles dígitos.

Paul Pierce (que jugó con fiebre) no tuvo una buena noche, en parte, porque fue bien defendido por Ron Artest. "La Verdad" anotó 15 puntos en 6 de 15 TC, mientras que Rajon Rondo aportó un doble-doble de 12 tantos y 10 asistencias, pero estuvo poco inspirado en los tiros a canasta al fallar 9 de 14 TC. Kevin Garnett, que también consiguió un doble-doble (10 puntos y 11 rebotes), perdió el duelo individual con Gasol y tampoco pudo ayudar a los Celtics en el juego de equipo para evitar la derrota.

Una enorme victoria para los Lakers, que sin dudas servirá como empujón anímico de cara a lo que resta de la extensa gira por el Este. Por cierto, la última vez que estos dos equipos se enfrentaron en el TD Garden fue en el Juego 5 de Las Finales 2010; esa noche los Celtics se pusieron al frente por 3-2 en la serie. Hoy, a ocho meses de aquél encuentro, los laguneros se llevaron la victoria por el mismo resultado de aquélla noche.

Jackson y sus dirijidos viajan a la Gran Manzana para enfrentar hoy a los Knicks con el anímos renovado tras unas semanas complicadas

Dato de color: Ambos equipos jugaron con camisetas retro. Los Lakers usaron la de la campaña 71-72.

Go Lakers!!

Todas las fotos del partido en la página de Facebook de LakersLatino

Resumen del encuentro



Mejores jugadas de los Lakers