domingo, 6 de octubre de 2013

Primera victoria angelina

Farmar fue ovacionado en su retorno a los Lakers

Los Lakers comenzaron con el pie derecho. En un partido errático y disputado, los laguneros derrotaron a los Warriors por 104 a 95 y ya cuentan con más triunfos que el año pasado.

Ha pasado mucho tiempo desde la última victoria de los Lakers en un partido de pretemporada. Para ser más exacto, desde el 22/10/2010 donde el rival fue el mismo como así también el lugar: el Citizen's Business Bank Arena de Ontario. 

Se cortó una racha de diez cotejos con derrotas: los dos de 2011 previos a una acortada temporada por el Lockout y el famoso 0-8 de 2012 que terminó llevando al despido a Mike Brown.

Los aficionados esperaban este encuentro para empezar a observar que es lo que se vendrá en la temporada que se avecina. La actuación de las nuevas incorporaciones y el sistema que planea utilizar Mike D'Antoni eran las incógnitas más importantes.

Desde el comienzo se pudo ver que es lo que quiere el entrenador: mucho pick and roll y pick and pop entre el base y el pivot, y casi nada de correr. Al contrario de lo que se esperaba, los Lakers no fueron un equipo de "siete segundos o menos".

Los angelinos jugaron sin Steve Nash, Pau Gasol y Kobe Bryant, pero aun así le jugaron de igual a igual a unos Warriors que en la primera mitad utilizaron a todas sus estrellas.

Desde el comienzo al final fue un cotejo disputado en donde ningún equipo sacó una ventaja de dos dígitos y en donde hubo 14 cambios de liderato en el marcador.

Hubo dos jugadores que sobresalieron para bien y dos para mal. Empecemos por las buenas.

No hay dudas que Xavier Henry fue la figura del encuentro. Jugó con una confianza y una soltura impresionante, no dudó ni un segundo en lanzar cuando era necesario o en penetrar y encarar a los rivales. Terminó con 29 puntos (9/15 TC y 9/11 TL) y 7 rebotes en 26 minutos.

La mejor jugada del partido también estuvo en sus manos y fue un triple desde atrás de mitad de cancha cuando se acababa la primera mitad


Si continua con este nivel encontrará un lugar en el roster definitivo.

Nick Young también tuvo una buena noche. Concluyó con 17 tantos en 19 minutos y colaboró mucho en defensa, cosa que no vimos en sus años previos en la NBA. Deberá cuidarse con las faltas personales ya que casi llega al límite en la primera mitad. Es bueno ver a alguien que puede crearse su propio tiro en los Lakers que no se apellide Bryant.

Por otro lado, Wesley Johnson (2 puntos en 1/5 TC) y Jodie Meeks (3 tantos en 1/3 TC) no estuvieron a la altura. Al primero se lo vio errático, apurado y sin conexión con sus compañeros, mientras que Meeks practicamente era un fantasma en la cancha ya que no defendía y no encontraba su lugar en el sistema ofensivo.

El próximo partido no se hará esperar ya que hoy los Denver Nuggets visitan el Staples Center a las 6:30 pm hora el pácifico.

Nash y Gasol jugarán su primer partido y el entrenador ya adelantó que estarán en cancha entre 20 y 25 minutos, dependiendo de como respondan desde lo físico. Jordan Farmar (12 puntos, 3 rebotes, 7 asistencias y 3 robos en 28 minutos) verá menos acción, ya que estuvo mucho en cancha ante los Warriors.

Chris Kaman, de muy buena actuación con 10 tantos, 10 rebotes y 4 asistencias, adelantó que no jugará hoy para tener descanso, pero que no se encuentra lastimado.

Go Lakers!!