jueves, 13 de enero de 2011

Los Lakers ganan gracias a Kobe


Gracias a un último cuarto brillante y a un Kobe Bryant celestial, los Lakers levantaron un partido muy complicado en el Oracle Arena y derrotaron a los Golden State Warriors por 115 a 110.

Durante los primeros tres cuartos los laguneros no jugaron de la mejor manera, ya que no engranaban en ataque y la defensa distaba mucho de ser la del martes ante los Cavaliers. A esto hay que agregarle que Monta Ellis estuvo imparable, cada vez que la visita se acercaba en el marcador, él se encargaba de darle un nuevo aire a los locales. El escolta finalizó con 38 puntos en 15 de 26 TC.

Los dirigidos por Keith Smart se basaron en un juego de correr y tiros externos. Básicamente pusieron a un jugador en la esquina y a otros dos corriendo los contrataques (los laguneros permitieron muchos, concediendo 31 puntos en este apartado), para dejar que las malas transiciones defensivas de los Lakers hagan el resto. Con esto llegaron a la primera mitad con el marcador a favor (45-53), liderados por el ya mencionado Ellis, David Lee (14 tantos, 7 rebotes y 6 asistencias) y Stephen Curry (15 puntos y 10 asistencias).

Lo peor de todo es que, mientras tanto, los angelinos en la primera mitad sólo podían contar con la efectividad de Pau Gasol, quien tuvo un partidazo de 24 puntos (8/14 TC), 11 rebotes y 3 asistencias. El resto del plantel, a excepción de una buena defensa de Ron Artest (10 tantos y 7 asistencias), no aportaba nada, ni siquiera Kobe, que cosechó 6 pérdidas y sólo 9 puntos en los primeros 24 minutos.

El último cuarto arrancó con los Lakers abajo por 6 y una alineación más que particular e inédita hasta el momento: Odom-Bynum-Artest-Blake-Fisher.

Estos jugadores le dieron a los Lakers una muy buena defensa y tanto Andrew (primer doble-doble con 11 puntos y 14 rebotes) como Lamar (20 tantos -8/13 TC- y 9 rebotes) hicieron lo que quisieron con los internos de los Warriors encestando muchos puntos en la pitura (los Lakers dominaron 56 a 40) y tomando rebotes (47 a 27; 18 a 7 en ofensivos).

Después ingresó Kobe al partido e hizo lo que mejor sabe hacer. Tras un tercer cuarto en el que había aguantado a los laguneros para no caer en un pozo profundo, "Black Mamba" jugó los últimos 6 minutos del encuentro con una energía, una concentración y una precisión digna de envidiar. Tomó todas las decisiones correctas, ya que lanzó cuando tuvo que lanzar (encestando todos los tiros) y pasó cuando tuvo que pasar (asistió a Artest para un gran triple), a parte de volver a sus "Cluch moments" encestando un triple que liquidó el partido, poniendolo 105 a 99 con 44 segundos por jugar. El mejor jugador de todos los tiempos finalizó con 39 puntos (13/21 TC y 11/11 TL), 6 rebotes, 4 asistencias y 3 robos.

En el final, los Warriors amagaron con asustar, pero tras cada triple de los locales, Kobe y Pau respondían encestando los tiros libres.

El duelo Bryant-Ellis fue el más intenso en el momento caliente del juego, con ambos contestándose increíbles tiros, uno tras otro, con una secuencia asombrosa que fue cortada con el ya mencionado bombazo de "Black Mamba", en la cara de Monta. Hay que destacar que el partido del escolta de los Warriors fue digno de un All Star, pero ni así se puede superar a Kobe Bryant.

Esta victoria me pone más contento que la del martes ante los Cavs ¿por qué? porque se nota que los Lakers volvieron a ser los Lakers, y al inicio de la temporada estos partidos los perdían y por varios puntos, ahora los ganan.

Es el sexto triunfo consecutivo de Kobe y compañía, y con récord de 29-11 se ubican segundos solitariamente en el Oeste a 4.5 juegos, y esperando una deblacle, de los Spurs.

El próximo encuentro de los laguneros será especial, no por la rivalidad entre los dos equipos, sino porque cuando mañana los Nets lleguen al Staples Center, Jordan Farmar recibirá su anillo de campeón y Sasha Vujacic jugará su primer encuentro ante los Lakers, tras ser traspasado hace un mes.

Go Lakers!!!

Resumen del encuentro



Mejores jugadas de los Lakers