viernes, 9 de diciembre de 2011

Una decisión inexplicable


Chris Paul a los Lakers, Pau Gasol a los Rockets y Lamar Odom, Luis Scola, Kevin Martin, Goran Dragic y un pick de primera ronda del draft 2012 a los Hornets. Ese era el intercambio que las tres franquicias acordaron el jueves por la tarde.

¿Por qué no se llevó a cabo? Porque David Stern, comisionado de la NBA, vetó el intercambio. ¿Que pudo haber sucedido para que la NBA tome esta decisión?

Desde fines del 2010, los New Orleans Hornets pertenecen a la liga. Compraron la franquicia porque su anterior dueño pensaba mudar el equipo a otra ciudad, cosa que la NBA se niega a aceptar.

Desde la liga manifestarón que la decisión se debió a un tema "basquetbolístico". Definitivamente eso es una mentira. Los Hornets se encuentran entre la espada y la pared con su estrella con tan sólo un año más de contrato y ya sabiendo que la misma no quiere renovarlo. De esta manera, la franquicia tiene dos alternativas: Lo mantiene y al final de la temporada el jugador se convierte en agente libre y se va sin dejar nada a cambio o lo intercambia por la mejor oferta posible. Y mejor oferta que la mencionada no van a recibir.

A fin de cuentas en este intercambio los únicos que ganaban eran los Hornets. Recibían al jugador más versatil y reinante sexto hombre de la liga, a un ala pivot muy habilidoso que promedia 18 puntos y 10 rebotes, a un escolta de 28 años que puede promediar más de 20 puntos por partido y a un base jóven que llegó a meter 23 puntos en un sólo cuarto en un partido de playoff ante los Spurs, además de un pick de primera ronda para el próximo draft. En cambio los Rockets entregaban mucho a cambio de Gasol y los Lakers cedían a dos de los tres jugadores de su temida linea frontal, perdiendo así fuerza y tamaño (es verdad que tan sólo esta era la primer movida, ya que la idea es intercambiar a Andrew Bynum por Dwight Howard).

Lo único que hizo la liga ayer fue debilitar las perspectivas de intercambio del equipo. Los Hornets ahora tienen menos influencia. 

El motivo de la negación al intercambio se da por una futura venta del equipo. La NBA planea vender a los Hornets en seis meses o un año y cree que tener a una superestrella como Paul le da más chances de encontrar a un comprador. Por desgracia se equivoca. Lo único que acaba de generar es incertidumbre en la franquicia y nadie compraría un conjunto sabiendo que su estrella se podría ir sin dejar nada a cambio.

Hay que tener en cuenta que ésta es la misma NBA que estuvo dispuesta a cancelar toda la temporada y a echar por la borda el interés en su producto para obtener el acuerdo financiero que deseaba. De modo que con esta lógica como antecedente, tiene más sentido que la liga haya vetado un intercambio que representaba una solución muy buena para la mala situación en la que se encuentra el equipo de su propiedad.

Stern no paró de recibir críticas por esta acción y algunos manifiestan que podría adelantarse su retiro, ya que aparte su imágen quedó muy deteriorada tras el lockout y este incidente.

El acuerdo no está completamente caido ya que las franquicias estan tratando de ver como pueden llevar a cabo el acuerdo. Además la NBPA amenazó con demandar a la liga si el intercambio no se lleva a cabo el lunes a más tardar.

Por ahora reina la incertidumbre.

Tres nuevas incorporaciones


Este viernes fue el primer dia del campo de entrenamiento de todos los equipos, y por supuesto, los Lakers no fueron la excepción.

La noticia más importante del dia, en torno a los angelinos, fue la ausencia en las instalaciones de El Segundo de Lamar Odom. El jugador más versatil de la liga se sintió dolido por la intención de la gerencia lagunera de intercambiarlo y por eso no se presentó a la primera práctica bajo las ordenes de Mike Brown. También manifestó que no sabe cuando se incorporará. Pau Gasol si se hizo presente.

Pero además de todo lo que rodeo al intercambio fallido de Chris Paul, los Lakers firmaron a tres jugadores: Jason Kapono, Darius Morris y Andrew Goudelock.

Kapono llega tras casi no jugar en la última temporada con los 76ers, pero aún conserva un promedio de 43.7% en triples, lo que lo coloca sexto en la historia en esa categoría. Ganó el concurso de triples en 2007 y 2008 y en su carrera jugó 482 partidos promediando 6.9 puntos, 1.7 rebotes y 0.8 asistencias en 18.3 minutos.

Morris y Goudelock fueron las dos elecciones de los Lakers en el último draft (41º y 48º respectivamente) y, como se preveía, estarán en la plantilla durante la temporada 2011/12. 

Acuerdo finalizado


La NBA y la NBPA llegaron a un acuerdo definitivo que da lugar a un nuevo convenio colectivo y que permite que este viernes comience la agencia libre y los campos de entrenamiento.

"Me complace anunciar que hemos concluido el proceso de negociación colectiva y hemos llegado a un acuerdo que aborda muchos temas importantes que fueron los desafíos a nuestra liga. Este acuerdo en el convenio colectivo nos ayudará a avanzar hacia un mejor modelo de negocios, una liga más competitiva y una mejor alineación entre la remuneración y el rendimiento", manifestó el comisionado David Stern.

El nuevo acuerdo tendrá una duración de 10 años con la posibilidad de que ambas partes lo corten a los 6. El tope salarial para la temporada 2011/12 será de $58.044 millones de dólares, el impuesto al lujo se fijó en $70.307 millones y el salario mínimo de un equipo en $46.435.

Los dueños de la franquicias de la NBA aprobaron el acuerdo con 25 votos a favor y 5 en contra mientras que el 86% de los más de 200 jugadores que votaron lo hicieron de manera positiva.