domingo, 3 de abril de 2011

Un duro tropiezo


La racha de nueve victorias consecutivas de los Lakers llegó a su fin con una dura derrota ante los Nuggets por 95 a 90. Los Spurs vencieron en San Antonio a los Suns por lo que la brecha se vuelve a alargar a 2 1/2 juegos.

Pudimos ver hoy un partido horrible en el Staples Center. Ambos equipos jugaron muy mal, fallando muchísimos lanzamientos, perdiendo una cantidad enormes de balones y defendiendo desastrozamente.

El hecho de que el encuentro haya terminado 95-90 puede hacer parecer que se jugó una buena defensa, pero en realidad ese resultado se dio por otro motivo: La pésima ofensiva.

Los laguneros lanzaron para un 42.9% de campo (36/84) un 22.2% de triples (4/18) y para un 70% en tiros libres (14/20). Por su parte, la visita fue un poco más efectiva de campo con un 43.9% (36/82), y lanzó bien de triples (41.2% -7/17-), pero tuvo una noche para olvidar desde la linea de personal con un 57.1% (16/28).

El primer cuarto fue muy parejo en una mediocridad que lastimaba los ojos de los espectadores, mientras que en el segundo Kobe Bryant encestó 13 puntos para darle a su equipo una ventaja de 7 tantos a la hora del entretiempo.

La segunda mitad de los angelinos fue peor que la primera... y ya eso es mucho decir. Raymond Felton tuvo una gran segunda etapa donde encestó sus 16 puntos (aparte colaboró con 5 rebotes y 4 asistencias) y con un par de triples igualó el encuentro 69-69 el finalizar los primeros tres períodos.

El último cuarto arrancó con intercambios de canastas hasta que los Nuggets tuvieron una racha de 7 puntos al hilo que les dio una ventaja de 89-83 con 3:23 en el reloj.

Estos minutos finales se vivieron con mucha intensidad pero con poco juego.

Con 20.9 segundos por jugar, los Lakers se encontraban con el balón en su poder y cinco puntos abajo en el marcador (92-87). Un milagro solamente le podía dar la victoria a los locales. Ron Artest puso la pelota en juego y le llegó a Lamar Odom (17 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias) quien encestó un triple que le dio una esperanza al Staples Center.

Nené fue a la linea y encestó el primer tiro poniendo el partido 93-90 y erró el segundo, pero los laguneros se durmieron y Keyon Martin la empujó poniendo el cotejo 95-90 y sellando el resultado.

Los conducidos por Phil Jackson, que promedian 12.9 pérdidas por encuentro, incurrieron en 20.

"Black Mamba" estuvo muy peleado con el aro y con los árbitros (que le sancionaron su 13º falta técnica de la temporada), pero igual finalizó con una aceptable actuación. 28 puntos (10/27 TC y 8/9 TL), 4 rebotes, 4 asistencias y 3 robos fueron los números totales del astro angelino.

Pau Gasol (16 tantos -7/10 TC- y 12 rebotes) y Andrew Bynum (8 puntos -4/7 TC-, 16 rebotes, 2 asistencias, 2 robos y 2 tapas) no fueron lo dominante que suelen ser en la pintura y ambos nos dieron unos sustos importantes. El catalán se golpeó al inicio del tercer cuarto en su rodilla tras caer luego de consuguir una jugada de tres puntos ante Martin. Se retiró hacia el vestuario pero por suerte volvió siguió jugando. En el período final "Drew" se agarró la rodilla derecha y nunca volvió a la duela... estaremos atentos de su estado.

El récord de los laguneros es de 55-21 y quedaron a dos juegos y medio de los Spurs (58-19) en la lucha por la cima del Oeste.

El próximo partido es el martes ante el Jazz, en la previa un encuentro sencillo.

Go Lakers!!

Resumen del encuentro