martes, 30 de marzo de 2010

Inconsistencia

Inconsistencia.... palabra que define la actual temporada de los campeones reinantes. De vencer a los Celtics en el TD Garden a ser humillados por el Thunder.
Los últimos tres partidos son una muestra de la inconsistencia del equipo: Derrota humillante frente un jóven equipo de Oklahoma City, victoria sólida frente a los Rockets y derrota frente a los Hornets, equipo que ya ni pelea por un puesto en la postemporada. Ahora si ustedes me preguntan ¿Que es lo más preocupante?, sin duda respondería que sólo quedan ocho partidos de temporada regular y los playoffs están a la orden del día.
Tras la derrota de ayer por 108-100 en el New Orleans Arena, las declaraciones de Kobe Bryant muestran que dentro del vestidor las cosas andan igual que en la duela. Tras ser consultado por como ve al equipo luego de las derrotas de la última semana, la figura de el equipo angelino respondió: "Simplemente no jugamos bien", luego le preguntaron que le pasaba por la cabeza en el último período, ya que se lo vio frustrado, y él contestó: "Simplemente no jugamos bien". Debido a ésta respuesta de sólo cuatro palabras, la prensa siguió presionando al astro angelino acerca de su frustración, y ahí respondió con otra frase, preocupante por cierto: "Es por mi propio bien". No sólo ésto demuestra la falta de química del equipo, el juego de Bryant tambíen lo hace. En las últimas semanas Kobe arranca el encuentro en el rol de "facilitador" intentando asistir a sus compañeros y el duelo de ayer por la noche es un ejemplo: a pesar de que finalizó con 31 puntos (10-18 TC), sólo intentó un lanzamiento al aro en el primer período.
¿Lo habrán obligado a Bryant a tomar el rol de asistidor? ¿Se estará guardando para la postemporada?, preguntas sin respuestas aún.
Ahora bien, ¿Soló en el juego global del equipo hay inconsistencia?.Claramente no.
Lamar Odom, pasa de juegos en los que su zurda endemoniada y su capacida atlética y rebotera hacen estragos, a otros juegos en los que uno se pregunta ¿Participó Odom?.
Ron Artest tiene juegos defensivos extraordinarios deteniendo a las estrellas rivales y robando más de cinco balones, encestando en ofensiva triple tras triple, para que en un abrir y cerrar de ojos eso se convierta en 1-8 en tiros de tres puntos como sucedio ayer en New Orleans.
¿ Y la banca? lo de los suplentes no se puede llamar inconsistencia. Son esporádicos los encuentros en los que la banca tiene buenas actuaciones, y cuando uno mira los puntos obtenidos por los suplentes de los Hornets y de los Lakers en el encuentro de ayer y la estadística marca 42-12 a favor de New Orleans se preocupa considerablemente.
La postemporada ya se asoma en el horizonte y es hora de preguntarse ¿este equipo puede repetir el título?. El 1º puesto en la conferencia oeste y el record de 54-20 dicen que sí. La inconsistencia y la falta de química hacen temblar la ilusión.