sábado, 1 de octubre de 2011

Idas y vueltas


Un arreglo no está garantizado hasta que no se firma el contrato.

El Virtus Bologna se ha encontrado con algunos problemas que pueden dificultar el fichaje de Kobe Bryant.

En un comunicado oficial la directiva del equipo italiano expresó su "gran estupor" por el "parecer negativo" expresado por algunos clubes competidores ante los cambios en el calendario que propuso el Virtus para que "Black Mamba" pueda jugar los 10 partidos que acordaron.

Este rechazo por parte de algunos conjuntos pone "en seria discusión la plataforma económica sobre la que se basa el proyecto de traer a Kobe Bryant a Italia", concluye la escueta nota.

Claudio Sabatini, presidente del Virtus Bologna, explicó que "existe una regla del campeonato que impide jugar en casa los dos primeros encuentros. Pedí su derogación en la asamblea para el 'proyecto Bryant'. Mi solicitud fue formalizada en una votación y tanto Cremona como Varese votaron en contra".

El club italiano pretendía rentabilizar la presencia temporal del astro angelino obteniendo la máxima cantidad de dinero posible con la venta de entradas, moviendo, por ejemplo, el partido del 27 de diciembre contra el Benetton al 13 de octubre, un plan que fue rechazado por algunos equipos.

"No sé cuáles son las motivaciones (del rechazo), pero si no conseguimos hacer los diez partidos, no podemos conseguir el beneficio económico necesario para pagar un contrato tan generoso. Mi plan contemplaba diez partidos para amortizar el coste del jugador. Había hecho un plan empresarial de modo que pudiera mantener a flote el club y dar visibilidad a todo el movimiento (del baloncesto italiano). Es una ocasión irrepetible", agregó Sabatini.

Este anuncio hecho por el Virtus Bologna llega solo horas después de que el propio presidente del club explicara al mismo canal de televisión que el acuerdo económico con Bryant ya estaba hecho y que el anuncio oficial de su fichaje temporal podía producirse este mismo viernes.

En declaraciones a Sky Tg24, Flavio Portaluppi, responsable del Cremona, explicó que la negativa de su club al cambio del calendario de partidos se debe a una cuestión de "igualdad" de trato, pues ya ellos pidieron algo parecido por otros motivos y obtuvieron una negativa.

Por si con el lockout no es suficiente, acá tenemos más idas y vueltas.