domingo, 17 de octubre de 2010

Los Lakers van encontrando el ritmo

Por Pablo Martinez

A pesar de que nuevamente el equipo cometió muchísimos errores preocupantes en la ejecución, en el primer partido en el Staples Center desde la celebración del campeonato se venció por 102 a 95 y de forma convincente y cómoda a unos Denver Nuggets erráticos y fríos.

Kobe Bryant lideró a los laguneros con 18 pts, 8 rebs y 5 asists en tan sólo 24 minutos -lo previsto-, aunque sólo encestó 5 de sus 13 intentos al aro. Lo siguieron Lamar Odom, con 14 pts, 6 rebs y 7 asists, y el rookie Devin Ebanks, con 14 pts, 7 rebs y una defensa formidable y activa. Pau Gasol aportó 12 pts, 5 rebs y 3 asists.
Los Lakers anotaron 63 pts en la primera mitad, mientras que los del coach George Karl, ahora reincorporado luego de su tratamiento del año pasado contra el cáncer de garganta, no contaron con la certeza ni de J.R. Smith (12 pts, 4/14 en TC, 2/10 en triples) ni de Chauncey Billups (9 pts y 6 asists, 3/8 en TC), además de que no contaron con Carmelo Anthony, quien se encuentra en campaña para salir de la franquicia de Colorado.

Los más activos de los Nuggets fueron Nenê (13 pts y 4 rebs), Rolando Balkman (11 pts, 10 rebs, 4 asists y 2 robos), Ty Lawson (10 pts y 7 asists) y Arron Afflalo (20 pts, 3 rebs y 3 asists), máximo anotador del partido en sus casi 30 minutos en cancha.

Exceptuando el último período, en el que el coach Phil Jackson sentó a todos los titulares menos a Ron Artest (9 pts, 5 rebs, 5 asists y 2 tapas), los bicampeones se llevaron todos los parciales de los cuartos del partido. La paliza en un momento llegó a ser de 17 pts, aunque sobre el final del encuentro, entre una seguidilla de errores tontos por parte de los angelinos y un tramo particularmente atinado de los visitantes, se redujo la diferencia a tres unidades. Finalmente, Shannon Brown (11 pts) encestó un triplazo que fue la daga del encuentro, que se cerró luego con un par de canastas de Ebanks y Trey Johnson.

Básicamente, el partido fue entretenido, con mucho showtime y catch & shoot por parte de los jugadores, de entre los que se destacaron las ausencias del mencionado Anthony, Chris Andersen -por Denver- y Andrew Bynum y Luke Walton por los Lakers. Fue una victoria sin mucho esfuerzo, aunque se notaron fallas en el regreso de los contrataques cuando se pierde una pelota, o todavía hay ciertos baches a la hora de ejecutar la ofensiva triangular, sobre todo con los nuevos.

Mañana, al haber vencido este sábado el Jazz a los Clippers, los Lakers se medirán ante el equipo de Utah, nuevamente en el Staples Center.