miércoles, 2 de marzo de 2011

La defensa es la clave del triunfo de los Lakers


Muchos podrán decir que de la victoria los Lakers ante los Timberwolves por 90 a 79 no se puede sacar nada positivo y que lo único bueno fue que se consiguió un triunfo más para continuar la racha. Yo no estoy de acuerdo. La defensa de los laguneros fue magistral.

¿Qué equipo gana un encuentro por 11 tantos lanzando para un 37% de campo?. La respuesta es fácil... uno que defiende de manera espectacular.

El ataque del conjunto angelino fue desastrozo. No hay otra palabra. En el primer período sólo se lanzo para un 22% TC y al momento del entretiempo tan sólo un 30%.

La defensa mantuvo a los laguneros en el partido y en el tercer cuarto, cuando comenzó la inspiración de Kobe Bryant, sacaron la diferencia que les permitió llevarse a L.A. el quinto triunfo consecutivo tras el Juego de las Estrellas.

"Black Mamba" tuvo una primera mitad para el olvido. Arrancó encestando sólo 4 de sus primeros 13 intentos al aro y fue, por momentos, humillado por Wesley Johnson (20 puntos y 8 rebotes). Después apareció el Kobe que todos conocemos encestando 12 puntos en el tercer período y liderando el mejor momento de los angelinos. Bryant concluyó el encuentro con 24 puntos (8/18 TC), 4 rebotes y 3 asistencias.

A parte de la defensa fue clave la zona interna. Pau Gasol y Andrew Bynum destrozaron a Kevin Love y Darko Milicic. El catalán no tiró bien al aro (12 puntos en 3/10 TC) pero fue una bestia en los tableros capturando 17 rebotes. El jóven pivot lagunero fue el mejor en el peor momento de su equipo (la primera mitad) y finalizó con 14 tantos, 7 rebotes, 2 asistencias y 2 tapas.

Lo de Love es impresionante. La capacidad que tiene para agarrar rebotes es algo nunca antes visto y menos en un ala pivot. A pesar de que los dirigidos por Phil Jackson le hicieron la vida imposible y trataron por todos los medios de que no se acerque al aro, el mejor jugador de los Wolves sumó 11 rebotes, a lo que le agregó 13 puntos (2/10 TC y 9/10 TL).

Si combinamos a los internos titulares de cada equipo, los laguneros suman 26 puntos y 24 rebotes, contra 17 y 16 de los locales. La diferencia es aún mayor si sumamos a Lamar Odom, quien tuvo un excelente partido desde la banca y terminó con 12 puntos y 11 rebotes.

Los Lakers ganaron 53 a 39 el duelo rebotero (18 a 10 en ofensivos) y superaron 28 a 7 a los Wolves en puntos de segunda chance. Sorpresivamente los locales ganaron en puntos en la pintura 34 a 32.

Sin duda que los Lakers ajustaron su defensa tras el All Star Break. Permiten sólo 88.4 puntos de promedio en los cinco partidos y tan sólo un 41% de campo.

Los Lakers reciben el viernes a los Charlotte Bobcats en lo que, a priori, es un partido más que accesible.

¿Llegarán refuerzos? Por ahora lo único que sabemos es que Mike Bibby firmará con el Miami Heat y Troy Murphy hará lo propio con los Boston Celtics.

Por otro lado, Matt Barnes posiblemente retorne el viernes si en la práctica del jueves (hoy los Lakers tienen dia libre) puede soportar un 5 contra 5.

Go Lakers!!!

Resumen del encuentro