martes, 15 de marzo de 2011

Bynum fue más que Howard


Gran victoria de los Lakers ante el Magic ayer por la noche por 97 a 84, en un partido que tuvo como epicentro el duelo entre Dwight Howard y Andrew Bynum en la zona pintada. Luego de una primera mitad inconsistente, los conducidos por Phil Jackson barrieron al conjunto d ela Florida en un juego clave para seguir midiendo el nivel del equipo que busca el Three-Peat.

"Drew" volvió a brillar. Esta vez sólo anotó 10 punto y falló 7 de sus 10 intentos al aro, pero capturó 18 rebotes (igualando el máximo de su carrera) y puso 4 tapas. Mientras el inmaduro de Howard le hacía muecas al defenderlo y cometía muchas pérdidas (terminó con 9), Bynum en el entretiempo ya tenía 12 rebs atrapados, y luego sería nuevamente quien marcaría el compás de la consistencia de los laguneros. Pero no fue sólo él, ya que Lamar Odom y Pau Gasol lo ayudaron de manera notable en la llave. Mientras que "Candyman" anotó 16 tantos (7/12 TC) y atrapó 7 rebotes, Gasol lideró en anotaciones al equipo con 23 puntos, además de sumar 5 rebotes y 5 asistencias. Partidazo del catalán, que en ofensiva estuvo intratable (10/17 TC), aunque sigue sin atrapar muchos rebotes, lo cual no es para preocuparse ya que Andrew se encarga de equilibrar la balanza allí.

Por su parte, Kobe Bryant fue ovasionado a cada instante en que pisaba la cancha al entrar, por su loable decisión de jugar a pesar del esguince del tobillo izquiero sufrido el sábado por la noche en Dallas. "Black Mamba" estuvo todo el tiempo muy enfocado en el juego y defendió de manera formidable. Si bien en la primera mitad su lesión le impidió tirar bien (por momentos daban lástima los piedrazos que tiraba), ya en el tercer período anotó una seguidilla de puntos (terminó el cuarto con 12) que colocaron a los Lakers por encima del Magic en el momento justo en que retomaban la ventaja, luego de una primera mitad que había sido siempre liderada por los visitantes.

El astro angelino, en esta memorable demostración de entrega y amor por el honor de la camiseta lagunera, anotó sólo 16 puntos (7/19 TC), capturó 5 rebotess y repartió 4 asistencias en casi 31 minutos en cancha. Ahora tiene tres días para descansar hasta el juego ante Minnesota, lo cual le viene como anillo al dedo.

El mejor momento del encuentro fue cuando la banca se pusó el partido al hombro y se midió ante los titulares rivales. En el cuarto período, Steve Blake, Matt Barnes (5 puntos y 3 rebotes), Shannon Brown (6 tantos) y Odom fueron demasiado para Jameer Nelson (13 puntos y 8 asistencias), Hedo Turkoglu (12 tantos), Ryan Anderson (13 puntosy 7 rebotess) y Jason Richardson (11 tantos). Éste último defendió muy bien a Kobe en la primera mitad. Por su parte, Howard terminó con 22 puntos, 15 rebotes y 9 pérdidas siendo el líder de su equipo.

En ese momento del partido, la máxima ventaja llegó a ser de 17 puntos.

Los angelinos anularon a Howard en conjunto, no dependiendo del uno contra uno. Claramente el pivot del Magic posee superioridad en el físico, pero nuevamente demostró que es muy individualista, y esta vez encima se topó con un Bynum que lo superó en todo momento. Cabe destacar también, en el apartado defensivo, a Ron Artest, que si bien no tuvo estadísticas individuales llamativas, como siempre para saber cuánto rindió hay que fijarse la planilla de su marca: y ni Richardson ni Turkoglu pudieron con él.

Una clave del encuentro fueron las pérdidas. Los Laguenros sólo incurrieron en 5 contra 18 de la visita. Esto le perimitió a los Lakers lanzar 21 tiros más que el rival.

Más que importante victoria de los laguneros. Ahora el récord tras el All Star es de 10-1 lo que incluye victorias ante San Antonio, Dallas, Oklahoma City y Orlando.

Sin duda que la mejoría de Bynum y una firme concentración les permitió a los angelinos mejorar su nivel y parecerse cada vez más a los bicampeones que todos conocemos.

El próximo partido será el viernes ante los Timberwolves.

Go Lakers!!

Resumen del encuentro



Mejores jugadas de los Lakers