miércoles, 1 de diciembre de 2010

Tercera derrota consecutiva


Por segunda vez desde la llegada de Pau Gasol al equipo, los Lakers cosecharon una seguidilla de tres derrotas al hilo. Esta vez, los laguneros cayeron de visitantes por 98 a 96 ante los Memphis Grizzlies.

Si bien veníamos remarcando en estos últimos días el problema en el juego interno del equipo angelino, esto no fue la clave de la derrota. De las tres consecutivas, la de anoche habrá sido la peor, ya que el equipo se vio perdido tanto en defensa como en ataque. Hubo mucho juego individual, más precisamente de parte de Kobe Bryant, que lideró al equipo con 29 puntos, 7 rebotes y 5 asistemcias, pero con un horrible 9/25 TC. No se vieron jugadas colectivas, ni una rotación del balón a la que acostumbran los campeones reinantes, y esto fue sin dudas lo peor del partido.

En el costado defensivo, ambos equipos estuvieron flojos. Ninguno de los dos defendió bien en todo momento, y eso permitió que seis jugadores alcanzaran el doble dígito en el equipo de Lionel Hollins, destacándose Mike Conley (28 puntos; 10/13 en TC y 4/5 en triples), que fue quien desequilibró en todo momento gracias, en parte, a la poca resistencia que le puso Derek Fisher. Marc Gasol (10 tantos, 9 rebotes y 3 tapas; 4/8 en TC) y Zach Randolph (13 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias) tuvieron una discreta actuación en un pobre duelo en la zona pintada frente a unos apagados Lamar Odom (8 puntos y 11 rebotess) y Pau (15 tantos -5/13 TC-, 14 rebotes, 4 asistencias y 4 tapas).

Memphis llegó a estar ganando por 11 puntos en el tercer cuarto y mantuvieron esta distancia hasta pocos minutos antes de que finalice el encuentro, cuando desde la banca Steve Blake (9 puntos) y Shannon Brown (9 tantos) levantaron al equipo de Phil Jackson. Pero en el final, una seguidilla de malas decisiones condenaron a los angelinos nuevamente.

Con un doble de "Black Mamba", el encuentro se puso 96-98 a falta de 28 segundos. En el otro costado los Grizzlies perdieron la pelota, y con 9 segundos Kobe tenía la posesión final en sus manos. Penetró hacia el aro, se vio imposibilitado para tirar y descargó hacia Ron Artest (12 puntos), que titubeó y al lanzar recibió la tapa definitoria de Rudy Gay (14 puntos, 5 rebotes y 6 tapas).

Esta noche los Lakers tendrán la chance de evitar una cuarta derrota consecutiva cuando enfrente a los Houston Rockets en el Toyota Center, pero hay una realidad, y es que hoy por hoy nuestros querídos Lakers no están entre los cinco mejores equipos de la liga. Ni estadística, ni basquetbolísticamente.

Go Lakers!!


Resumen del encuentro