miércoles, 23 de marzo de 2011

Con el corazón en la mano


Después de tres horas y nueve minutos de juego, de tres prórrogas llenas de emoción y de un gran espectáculo ofensivo, Los Lakers consiguieron el triunfo por 139-137 ante Los Suns para seguir segundos en la Conferencia Oeste.

Si pensaban que ya habían visto todo en el patido del domingo contra los Blazers, se equivocaron. Los dos mejores equipos de la División Pácifico de los últimos años jugaron un encuentro no apto para cardíacos y ni para quienes debían dormir ya que hoy se levantaban temprano (como este humilde servidor).

Los laguneros sufrieron de su clásica inconsistencia que le abrió a los visitantes las chances de siempre volver a recuperar la diferencia que sacaban los locales.

Vamos directo a la parte caliente...

A mediados del tercer cuarto y tras un triple de Kobe Bryant, los Lakers sacaron un diferencia de 21 puntos y ¿listo, victoria fácil para bicampeones?. No... ni cerca.

Tras esto, los laguneros se dejaron estar y Steve Nash se enojó y encestó dos triples seguidos limitando la diferencia a 15. Tras un doble local, encestó otro (todos díficiles) y achicó la diferencia a 14 que terminaría siendo de nueve al final de los primeros tres períodos.

No le encuentro un adjetivo al juego del base canadiense. La verdad que no se nota que tiene 36 años y hasta se tira de cabeza y da un pase por la espalda (más rápido que cualquier ser humano) para evitar perder un balón. Es verdad que la defensa de Derek Fisher (2 puntos -0/7 TC y 4 robos) fue floja, pero los 19 tantos (5/7 en triples), 20 asistencias y 5 rebotes fueron todo mérito propio... y no sólo eso, sino que todos juegan en los Suns porque Nash es la locomotora.

En el último cuarto los conducidos por Phil Jackson siguieron jugando una paupérrima defensa y a falta de 7 minutos en el tiempo reglamentario, la visita igualó el juego en 101. Ahí apareció Kobe y una racha de 7-0 que no sirvió de nada ya que después la mala defensa hizo que el juego se empardara a 112 con 30 segundos por jugar. La última chance del tiempo regular la tuvieron los dirigidos por Alvin Gentry pero una buena defensa de los angelinos (de ahí la inconsistencia) mandó el encuentro a la prórroga.

Tiempo Extra 1

Tras intercambiar un par de canastas y con el partido empatado en 116, Fish roba muy bien el balón y en el ataque Bryant se la pasa a un abierto Ron Artest que encesta un triple que se clavó directo en el corazón de Los Suns. Sobre el final Channing Frye lanza un triple y lo falla, pero atrapan el rebote ofensivo (Nash) y se la pasan de vuelta al ala pivot que recibe una tonta falta por parte de Lamar Odom mientras estaba intentando un lanzamiento de tres puntos. Frye encesta los tres tiros libres, y con un segundo, "Candyman" no pudo encestar lo que hubiera sido el tiro del triunfo.

Tiempo Extra 2

Aquí vuelve a aparecer Kobe (máxima figura del partido pero que no apareció en la primera prórroga) y también Pau Gasol. Sobre el final el nº 24 angelino rescata una pelota (tras un mal pase de Lamar) y se la pasa al catalán que recibe la falta y va con dos tiros libres a la linea con la chance de igualar el partido (Los Lakers perdían 128-130). Gasol tuvo nervios de acero y encestó los dos lanzamientos y después Phoenix no pudo ante una buena defensa.

Tiempo Extra 3

Con los laguenros abajo 130-132 y 2:15 por jugar apareció "Black Mamba" y encestó un triple que cambió el partido y le dio a los bicampeones un ánimo inquebrantable. Tras esto, Artest roba el balón y la vuelca de manera espectacular en el otro costado con la zurda y se besa sus biceps (clásico festejo). Tras un robo de "Mr. President", Ron-Ron encesto un jumper a lo Kobe para poner el partido 137-132. Después un triple de los de Arizona puso más pimienta al encuentro, pero fue el mejor jugador del planeta ( y de la historia) el que cerró el cotejo con un jumper a 4 metros del aro y con 3 jugadores marcandolo. 139-135 final y esplotó el Staples Center.

Pasando a los rendimientos individuales, "Black Mamba" fue "Black Mamba". El astro angelino jugó 48 minutos (su tobillo lloraba tras el partido) en los que estuvo a una asistencia del triple-doble y, por otra parte, defendio lo mejor que pudo con todas las lesiones que trae a cuestas. Marcó un récord de temporada de 42 puntos (15/31 TC, 3/5 en triples y 9/11 TL), aparte de sus 12 rebotes y 9 asistencias. Es la 107º vez en su carrera que encesta 40 tantos o más en un partido.

Odom jugó un partidazo (sacando el error del primer Overtime). Siempre se mostró dispuesto a hacer lo necesario por el bien del equipo y sin dudas que le sienta mejor la titularidad que venir desde la banca. Fue el lagunero con más tiempo en la duela (55:13) y ayudó con 29 puntos (13/22 TC), 16 rebotes, 5 asistencias y una tapa.

Gasol no tuvo una buena noche a pesar de sus excelentes números (24 tantos, 13 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y 2 tapas). No lanzó bien de campo (9/25) y nunca pudo contener a Marcin Gortat, que se convinó perfecto con Nash finalizando con 24 puntos (9/15 TC) y 16 rebotes. La defensa del español fue paupérrima y nunca se lo vio seguro.

El alero titular de los Lakers apareció en el momento justo, cuando realmente se lo necesitaba: en los tiempos extras. Ron finalizó con 18 puntos (7/14 TC), 5 rebotes, 2 asistencias y 3 robos, pero más importante aún fue su defensa en los momentos claves.

Por parte de la visita, aparte de Nash y Gortat, estuvo muy encendido Frye. El nº 8 logró el récord de su carrera con 32 puntos (5/13 T3), aparte de sumar 14 rebotes.

Sin Andrew Bynum, los Lakers no pudieron penetrar la buena defensa de los Suns en la pintura, lo cual fue clave para la visita.

En los dos partidos que los Suns visitaron el Staples Center (para enfentar a los Lakers) encestaron un total de 39 triples (17 ayer). Esto no sólo muestra una virtud de los de Arizona, sino también un defecto que los angelinos repiten cotejo tras cotejo: No defienden el perímetro.

Desde el 29 de diciembre de 2006 que nuestros queridos laguneros no juegan un partido con tres prórrogas y desde 1969 que no lo hace en su campo.

13-1 es el récord tras el All Star (el mejor en la NBA) y se nota en la mirada de los jugadores que la actitud cambió.

Por suerte podrán descanzar ya que el próximo encuentro es recien el viernes de local ante los Clippers, que ya quedaron eliminados de la lucha por un puesto en los playoffs.

Go Lakers!!!

Box Score

Resumen del encuentro



Mejores Jugadas de los Lakers