martes, 26 de octubre de 2010

Pau Gasol: Me da un poquito más de respeto Boston que Miami"

Gentileza Agencia EFE



Los Ángeles Lakers defienden su corona de la NBA por segundo año consecutivo a partir del martes, cuando debuten en el Staples Center frente a los Houston Rockets, la noche en la que Pau Gasol y los suyos recibirán el anillo de campeón. Un título por el que esta campaña pujarán, con más fuerza que nunca, equipos como los Miami Heat, reforzados con Lebron James y Chris Bosh, o los Boston Celtics, con su núcleo intacto al que se le han incorporado piezas como Shaquille O'Neal, Jermaine O'Neal, Delonte West, Semih Erden o Von Wafer. "Me da un poquito más de respeto Boston que Miami", asegura Gasol en una entrevista con Efe. Han pasado dos horas de entrenamiento y una larga sesión de masaje. El Toyota SportCenter de El Segundo, donde entrena el equipo, está prácticamente vacío. Y el español, en busca del "three-peat", se confiesa.
-Apenas queda un día para comenzar la temporada. ¿Qué sensaciones tiene? -Sensaciones buenas, sobre todo con muchas ganas de empezar y de ver qué tal sale todo. Vamos a ver cómo empezamos. Será un año difícil y largo. Empezamos algo mermados con lesiones, pero a la vez creo que el equipo está preparado y ojalá que comencemos con buen pie.
-Este martes, además de ser el primer partido, va a recibir su segundo anillo de campeón. ¿Qué se siente en un momento así? -Es un momento especial porque es el símbolo del campeonato conseguido tres meses atrás y por fin lo tienes ahí. Es una noche que empieza un poquito emotiva y luego hay que concentrarse de nuevo para el partido, porque el equipo contrario está esperando para ganarte. Es una noche especial y es fácil distraerse un poco. -El "three-peat" (ganar el título tres veces seguidas) es... -Algo muy difícil de conseguir. Es un buen logo, ¿no? Pero a la vez algo tremendamente difícil y al alcance de muy pocos. Esperemos que esté también a nuestro alcance.
-¿Da la sensación de que el título está más caro que nunca? -Pues... (duda) Bueno, no lo sé, no he estado en esta situación nunca, pero sí que está muy complicado.
-¿Impone de alguna manera la plantilla de Miami? -Bueno, un poquito. Hombre, respeto sí da por la calidad de los jugadores, pero nada más. Tienen muy buen equipo y vamos a ver qué tal se desenvuelven a lo largo del año y cómo funcionan, que es también un poco incógnita, pero a la vez va a ser un aliciente bonito para la Liga y para el aficionado.
-¿Qué me dice de Boston? -Boston está apurando al máximo todas las posibilidades de los jugadores que tiene. Me da un poquito más de respeto Boston que Miami.
-¿Esta plantilla de los Lakers es a priori mejor que la del año pasado? -A priori no lo sé, lo que cuenta es al final de la temporada. Si somos capaces de ganar el tercer campeonato podremos afirmar que quizás sea mejor, pero mejor que ganar el título no hay nada. Es una cuestión de que el bloque principal del equipo se mantenga sano, sin lesiones y juegue al máximo nivel. Si somos capaces de hacerlo, estaremos en un buen lugar.
-Phil Jackson dejó entrever que ésta podría ser su última temporada como técnico. ¿Lo cree así? -Puede ser que sí, aunque espero que no. Si lo es, hay que respetar la decisión de las personas, en este caso la de un entrenador que ha tenido tanto éxito en su carrera deportiva.
-Ustedes dos se profesan una admiración y un respeto mutuos, pero Jackson parece disfrutar enviándole de vez en cuando alguna pulla. ¿Cómo las encaja? -Bien. Me llegan por la prensa porque no presto demasiada atención a los comentarios en general. Si leo no suele ser casi nada deportivo o de lo nuestro. Me llegan cosas, que si esto o lo otro. A veces veo el mensaje subliminal ahí metido, otras veces lo hace porque busca una reacción por mi parte, porque quiere motivarme o porque ese día ha decidido buscarme las cosquillas.
-¿Diría que es el mejor entrenador que ha tenido? -Es difícil decir que no lo es. He tenido buenos entrenadores en mi carrera pero Phil está un peldaño, o varios quizá, por encima de cualquier otro. No ya de los que he tenido, sino de todos los que ha habido.
-¿Cómo ve a Kobe Bryant físicamente? (la estrella de los Lakers se operó la rodilla derecha durante el verano) -Le veo a buen nivel. Le veo muy bien. Está midiendo la cantidad de trabajo que puede hacer día a día en cuanto a su estado físico. Está llevando la situación muy bien y está preparado para jugar desde el principio.
-En este comienzo de temporada, con Bryant recuperándose y sin Andrew Bynum (operado del menisco en julio), parece que cargará con mucha responsabilidad sobre la pista. -Estoy preparado para ello. El líder sigue siendo Kobe y va a jugar muchos minutos. Su carácter es de líder total. Yo haré lo que se me pida. Y si se me pide que asuma más responsabilidad, lo haré.
-De conseguir el "three-peat", sería el sexto para Bryant. ¿Está a la altura de Michael Jordan? -Creo que se le puede poner a ese nivel, ¿no? Ha demostrado mucho durante su carrera. Sus números y títulos hablan por sí solos, y creo que es un jugador excepcional, muy por encima de lo normal. Para mí es uno de los mejores jugadores que han jugado a este a deporte y ahora mismo lo sigue siendo, por supuesto.
-Llegar a la cima es complicado, pero lo es más aún mantenerse. ¿Cómo se mantiene ese hambre? -Con mucha disciplina y determinación. Con capacidad de trabajo, mucha ambición y un gran deseo de querer seguir arriba por encima de todo.
-En su trabajo, como en cualquier otro, debe de existir la rutina. ¿Cómo se combate? -En una temporada tan larga y con tantos partidos siempre hay altibajos, momentos en los que mentalmente no estás metido al cien por cien. Pero reaccionas, los pasas y vuelves a retomar la línea positiva y agresiva que hay que tener.
-¿Qué sentía este verano al ver a la selección española en el Mundial de Turquía? -Un poquito de envidia porque ellos estaban y yo no. A la vez las cosas no iba del todo bien y se siente frustración por no poder estar allí ayudando y pasando lo que fuera. Bueno o malo, son cosas que me gusta pasar con mi equipo, con mi gente.
-¿Hubo cierto arrepentimiento en su interior? -No me suelo arrepentir de nada en la vida. Tomo las decisiones por algo, las medito y cuando las tomo, creo que es lo acertado y tiro para adelante.
-Sabe que le van a preguntar hasta la saciedad por su presencia en el próximo Europeo en Lituania. -Mi intención es intentar estar en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. Pero vamos a ir poco a poco, a ver cómo me encuentro. Evaluaré mi estado y tomaré la decisión adecuada. Soy consciente de que para no jugar el preolímpico hay que llegar a la final del Europeo. Entonces... ya veremos. A ver cómo acabo la temporada y analizaremos.
-En enero hará tres años desde que Los Ángeles se convirtió en su nuevo hogar. ¿Qué es lo primero que hace en España nada más llegar? -Ir a comer a algún restaurante, el que más me apetezca en ese momento. También ver a mis amigos más cercanos, a mi familia más directa e ir a casa y, sobre todo, descansar. Cambiar el chip es difícil, tardas unos días, pero tampoco trato de hacer demasiado porque casi siempre tengo actividades y compromisos.
-Vio recientemente "También la lluvia", de Icíar Bollaín, la película que representa a España en la carrera por el Óscar. ¿Cree que tiene posibilidades? -Yo creo que sí, opciones hay. Hombre, no he visto todas las demás y tener más información estaría bien, pero sí que es una película con significado, con buenos actores, bien dirigida... Puede estar ahí.
-Después de intervenir en algunas series de televisión, ¿se plantea dar el salto al cine? -Si surge la oportunidad... a mí me divierte. Es un mundo interesante y que no se me da mal. Me desenvuelvo bien y tengo naturalidad. Un poquito de actor pues siempre he sido... (risas). Sin hacer demasiado esfuerzo puedo hacer cositas interesantes.
-Después del anuncio de boda hecho por sus compañeros Shannon Brown y Sasha Vujacic, ¿le pica el gusanillo? -Estoy muy tranquilo como estoy ahora. No me pica ningún gusanillo. Las cosas vendrán cuando tengan que venir, si vienen. Así que sin ningún tipo de prisa.