domingo, 17 de abril de 2011

Sorpesa en el Staples Center


Si había una serie que parecía muy despareja en la previa era la de los Lakers ante los Hornets. Los laguneros ganaron la serie 4-0 en la temporada regular y en ninguno de los partidos había logrado sacar una ventaja mayor a cuatro puntos.

Todo cambió esta tarde con la victoria por 109 a 100 de los dirigidos por Monty Williams.

La visita controló el encuentro desde el salto inicial, liderada por Chris Paul. La actuación del base cuatro veces All Star fue para ovacionar. Encestó 33 puntos (11/18 TC), bajó 7 rebotes, repartió 14 asistencias y robó 4 balones, a parte de ser el líder emocional de New Orleans.

Los angelinos nunca pudieron encontrar el rumbo del juego y cada vez que lograban una mini racha que los acercaba en el marcador, los Hornets lograban volver a separarse.

El mejor momento de los locales fue en el tercer cuarto (especialmente en el inicio) donde jugaron una buena defensa y lograron controlar, aunque sea por algunos minutos, a Paul.

En mi vida vi jugar tan mal a Pau Gasol como lo hizo hoy. El catalán fue un desastre. Lo superaron todos los rivales, nunca realizó las transiciones defensivas, no pidió el balón, no lucho por los rebotes y no mostró energía. Finalizó con 8 tantos (2/9 TC), 6 rebotes y 6 asistencias.

Una de las claves del encuentro fueron las pocas pérdidas de los visitantes en el cotejo. Sólo incurrieron en 3 (los Lakers cometieron 13) lo cual igualó el récord de menos pérdidas en playoff que marcaron los Pistons en el 2008.

Kobe Bryant fue el mejor jugador de los conducidos por Phil Jackson y jugó brillantemente todo el partido, menos los últimos 5 minutos. Fue muy sorpresivo que "Black Mamba" falle los 6 intentos de campo que lanzo sobre el final del cotejo, cuando venía encestando todo lo que lanzaba. Finalizó con 34 puntos (13/26 TC), 4 rebotes y 5 asistencias. Sobre el final de la primera mitad cayó contra una de los asientos de la primera final y se golpeó el cuello. Parece que no fue nada grave ya que pudo seguir sin problemas en la segunda mitad.

La diferencia de las bancas fue notable y fue otro punto clave para la victoria de los Hornets: 39 a 21.

Jarrett Jack, Willie Green y Aaron Gray fueron más que importantes. El base suplente jugó casi tan bien como Paul, finalizando con 15 puntos (5/6 TC), 4 rebotes y 5 asistencias. Por su parte Green contribuyó con 8 tantos y 2 rebotes.

Gray dominó a Gasol como nunca pense que lo podría hacer. Por desgracia para él se lesionó sobre el final del partido (se dobló el tobillo derecho y no podía pisar) y parece que por lo menos se perderá el próximo partido. Concluyó con 12 puntos en un perfecto 5/5 de campo.

El próximo partido de la serie es el miércoles, otra vez en Los Angeles.

Esperemos que los laguenros levanten su nivel.

PD: Este no fue la única sorpresa de la noche, ya que los Memphis Grizzlies vencieron a los San Antonio Spurs por 101 a 98.

Go Lakers!!!

Resumen del encuentro