martes, 18 de mayo de 2010

Lakers 1-0 Suns

Comenzaron las finales de conferencia del oeste, y Los Lakers aplastaron a los Phoenix Suns 128-107 adelantandose 1-0 en la serie y mostrando quienes son y hacia donde van. Kobe Bryant y compañía hicieron vibrar a un colmado Staples Center con un juego de alto vuelo.
La actuación de "Black Mamba" fue sorprenderte. Pareció no tener lesiones y poseer la pósima mágica del enjuvecimiento al anotar 40 puntos (13-23 TC), cinco rebotes, cinco asistencias y un robo, en sólo 35 minutos de juego.
Es el sexto partido consecutivo de Kobe encestando 30 tantos o más y la 11º vez que convierte 40 o más en playoffs.
Definitivamente se lo vio más entero fisicamente y él mismo lo manifestó tras el partido: "Ahora siento que juego con ambas piernas. Tengo un mejor balance en mis tiros, y nunca más se van a quedar cortos".
Bryant explotó en el tercer período con 21 tantos, su marca más alta en un cuarto en esta postemporada.
19.000 personas en el Staples Center vieron al equipo dirigido por Phil Jackson darle clase de baloncesto a Alvin Gently y sus pupilos, a partir de mediados del primer cuarto tras una ventaja de siete puntos para los Suns. Desde ese momento todo fue purpura y oro.
No sólo Kobe se llevó los aplausos. Lamar Odom salió desde la banca decidido y agresivo encestando 19 tantos y bajando 19 rebotes para igualar su mejor marca en playoff. "Me dije a mí mismo: 'Si voy a tener un mal partido, voy tener un mal partido peleando por el nocaut. No voy a esperar a que el juego venga a mí esta noche. Voy a intentar atacar y si el tiro en salto está ahí, voy a tomarlo", manifestó "Candy Man".
La actuación de Lamar fue clave para la mayor sorpresa de la noche: La banca de los Lakers superó a la tan elogiada segunda unidad de los Suns por 44-35. Jordan Farman y Shannon Brown colaboraron con 19 puntos, conbinados en 7 de 12 intentos al aro.
Como era de esperarse, la zona pintada fue territorio dominado por los angelinos. Los Lakers dominaron la llave 56 a 36 gracias al catalán Pau Gasol quien estuvo sumamente efectivo encestando 21 tantos en 10 de 13 intentos de cancha.
La actuación de Andrew Bynum se vio disminuida debido a su lesión en la rodilla. Finalizó con sólo cuatro puntos y misma cantidad de rebotes en 19 minutos.
El equipo angelino logró su séptima victoria consecutiva y demostró que esta más vivo que nunca.
El segundo encuentro de la serie será el miercoles con los Lakers buscando por tercer año al hilo las Finales de la NBA.

Go Lakers !!!!!!

Resumen JD2K



Resumen NBA