sábado, 7 de enero de 2012

Un triunfo doloroso


Se ganó y nada más. Realmente no hay nada positivo para destacar del triunfo de los Lakers por 97 a 90 ante los Warriors.

La primera mitad fue un dolor de ojos. Los calificativos desastrosa, decepcionante y horrible le caben perfecto.

Ninguno de los dos equipos podían hacer un pase bien, poner una cortina o encestar un lanzamiento. Además el esfuerzo y el sacrificio eran nulos. Daba lástima ver a los laguneros jugar así. En ataque se notaba de que ninguno sabía lo que iba a hacer el compañero, los pocos puntos que se encontraban eran por alguna arremetida individual. En la peor primera mitad de la temporada, los angelinos sólo encestaron 35 puntos con un 36% TC (15/41), un 12% T3 (1/8) y un 50% TL (4/8), además de sumar 12 pérdidas.

La visita jugó también muy mal, por lo que la diferencia al irse a los vestuarios era de sólo 4 puntos.

En la segunda parte cambió todo gracias a un sólo jugador: Kobe Bryant.

El astro angelino se puso el equipo al hombro y anotó 17 tantos en el tercer período para ayudar a que los Lakers pasen al frente. "Black Mamba" jugó toda la segunda mitad y fue el único responsable de que el triunfo quede en L.A. En 41 minutos sumó 39 puntos (13/28 TC y 12/14 TL), 4 rebotes y 7 asistencias.

Hubo otros dos jugadores que aportaron sacrificio, esfuerzo y energía: Pau Gasol y Matt Barnes.

El catalán con su estilo sutil y técnico hizo lo posible para no dejar sólo a Kobe. Terminó con 17 puntos, 11 rebotes, 3 robos y 3 tapas. Barnes aportó puntos en contragolpe, algo que no es común ver en un conjunto veterano como los Lakers. Finalizó con 16 tantos, 6 rebotes y 5 asistencias.

Este encuentro debería preocupar mucho a Mike Brown ya que si no fuera por Kobe recibíamos una humillación por parte de unos Warriors que no contaban con Andris Biedrins ni Stephen Curry.

A pasar rápido la página y prepararse para recibir el domingo a los Grizzlies.

Otros datos:
Andrew Bynum por primera vez en la temporada no llegó al doble-doble. Finalizó con 9 puntos (3/9 TC y 3/8 TL) y 16 rebotes.
Klay Thompson, el hijo del comentarista Mychal Thompson, se encuentra disputando su año de novato con los Warriors y ayer fue el mejor jugador de su equipo. Sumó 14 tantos en 6/8 TC.

Go Lakers!!


Resumen del encuentro


Mejores Jugadas de los Lakers