viernes, 24 de febrero de 2012

Una derrota previsible


Los Lakers cerraron "la primera mitad de la temporada" de la peor manera: con una derrota.

Pero fue un tropiezo más que entendible. El rival es el mejor de la Conferencia Oeste (comparte el mejor récord de la NBA con el Heat) y fue de visitante, sabiendo lo que eso significa para los angelinos. Aparte el Thunder sólo perdio un encuentro en Oklahoma City, lo que hacía que apostar por los Lakers en este cotejo sea considerado una locura.

El resultado final fue 100 a 85 dejando a los Lakers 5º en el oeste (igualados con Houston) con un récord de 20-14.

La primera mitad fue muy pareja. En el cuarto inicial se vio lo mejor del equipo de Mike Brown. Defendió muy bien y encontró algunas maneras de anotar en ofensiva, especialmente con Kobe Bryant que comenzó muy agresivo anotando 10 puntos en 4/9 TC. Los laguneros contuvieron a los locales en un 37% TC (7/19) mientras que en ataque anotaron un 50% TC (10/20).

En el segundo cuarto dominaron las defensas al igual que el primero, pero esta vez fueron los anfitriones quienes resaltaron con su versatilidad y velocidad. El Thunder anotó el 59% TC en dicho parcial (10/17) y sobre el final del mismo comenzó la debacle de la visita.

Los Lakers ganaban por dos tantos pero un triple de Russell Westbrook (19 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias) a 8 décimas del final le dio la mínima ventaja al Thunder. Andrew Bynum (14 puntos -5/15 TC- y 12 rebotes) saca desde el lateral para una formalidad, pero comete un error de novato entregándole el balón a Kevin Durant (33 tantos -12/22 TC-, 4 rebotes, 6 asistencias y 3 robos) cerca del aro. El tres veces All Star lanzó rápido y le dio ventaja de tres puntos (43-46) a su equipo al irse a los vestuarios.

La segunda mitad fue en su totalidad de los conducidos por Scott Brooks. Los Lakers perdieron presencia en la pintura, no encontraron maneras de anotar ante una muy buena defensa del Thunder y cayeron mucho en defensa y rendimiento individual. Además los locales estuvieron muchos más seguros en el traslado del balón perdiendo sólo 3 pelotas contra 9 de la primera mitad.

Es notorio que el equipo luce cansado, y si a eso le sumamos que es uno de los conjuntos más lentos y viejos de la liga, la derrota ante un equipo tan rápido como el Thunder era previsible.

Los locales superaron en rebotes (41-44) y en puntos en la pintura (34-38) a los Lakers, además de los tantos en contraataque (6-21).

"Black Mamba" tuvo su segundo partido errático consecutivo, pero esta vez la defensa cumplió un papel importante. James Harden (16 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias) y Daequan Cook (8 tantos y 3 rebotes) hicieron un gran trabajo, pero la clave fue la gran defensa en equipo. Kobe terminó con 24 puntos (7/24 TC y 10//11 TL), 6 rebotes y 3 asistencias.

Pau Gasol fue calve en ataque pero en defensa fue un desastre. En 38 minutos sumó 22 tantos (9/14 TC), 9 rebotes y 3 asistencias. Metta World Peace jugó muy bien, defendiendo a Durant de gran manera y encestando 3 de sus 5 triples para finalizar con 9 puntos.

Si los Lakers no traen piernas jóvenes va ser muy difícil vencer a un equipo como el Thunder. Cada vez que los locales salían de contra era imposible pararlos y se notaba la gran diferencia con la visita.

Salvo Bryant y Bynum el resto del equipo tendrá 5 días de descanso gracias al parate por el Fin de Semana de las Estrellas. 

El próximo encuentro de los Lakers será el miércoles ante los Timberwolves en Los Angeles.

Otros datos

Andrew Bynum no entrenará el sábado con el equpo de la Conferencia Oeste para recibir su habitual tratamiento en la rodilla. Jugará sin porblemas el domingo el Juego de las Estrellas.

Go Lakers!!

Box Score

Resumen del encuentro



Mejores Jugadas de los Lakers