lunes, 12 de agosto de 2013

Bryant: "Sangro Purple and Gold"


Kobe Bryant se encuentra en medio de una gira que lo llevará a recorrer toda Asia gracias a su alto grado de popularidad a nivel mundial. 

Tras recorrer China y ser furor en mayor país de oriente, ahora le llegó el turno a Filipinas, en donde dio una charla patrocinada por Lenovo.

En la misma destacó lo importante que es permanecer en un mismo equipo durante toda la carrera: "Es muy difícil encontrar en esta generación un atleta que permanezca con el mismo equipo todo el tiempo. Siempre ha sido mi sueño desde chico, siempre sentí que así es como debería ser. Empiezas con un equipo y terminas con ese equipo. Es muy importante para mí. Cuando crecí sangraba Purple and Gold y ahora lo sigo haciendo".

La lesión más dura de su carrera
Por supuesto, también conversó sobre otros temas, como sus sensaciones tras fracturarse el tendón de aquiles: "Tan pronto como sucedió sabía lo que había pasado. Sabía lo que era. Sabía que estaba acabado. Lo sabía. Tan pronto como sucedió, Boom. Fractura del tendón de aquiles. Estaba acabado. Tenía que encestar esos tiros libres".

Cualquiera en su lugar se hubiese dirigido inmediatamente a los vestuarios, pero todos sabemos que Kobe no es como los demás. El sentía que tenia la responsabilidad de poner a su equipo en la mejor posición posible para ganar y llegar a la postemporada: "Veníamos de una larga remontada. Estuvimos luchando todo el año para entrar a los playoff y estos eran unos puntos muy importantes. Era mi responsabilidad dar un paso al frente, encestar los tiros y entonces sacar mi trasero de la cancha".

Kobe tras el Oro en Londres 2012
También no desaprovechó la oportunidad para confirmar lo que ya todos esperaban: No jugará más con la Selección de los Estados Unidos.

"Amo competir pero dejaré a los más jóvenes jugar y representar al país. Yo me divertí jugando, sólo dejame a mi los campeonatos de NBA", afirmó el astro angelino.

A pesar de que espera jugar dos o tres temporadas más, ya comenta lo que espera de su legado: "Para mí es más grande que jugar al básquet, cuando me retire quiero sentir que deje una huella donde la gente, no sólo jugadores de básquet, puedan tener el mismo tipo de mentalidad en lo que hacen".

Sobraría cualquier adjetivo calificativo que pueda usar.

Es simplemente KOBE BRYANT