sábado, 8 de enero de 2011

Kobe es el 9º máximo anotador de la historia



Sí, dos partidos después de convertirse en el décimo, Kobe Bryant (con un doble espectacular) superó a Oscar Robertson en la lista de máximos anotadores de todos los tiempos y ahora es el Nº 9 con 26.720 puntos, 10 más que lo obtenido por "Big 0".

"Es muy importante, porque saqué de ellos muchas cosas para mi juego. En especial de Big 'O'", dijo Kobe después del partido en que los Lakers superaron a los Hornets por 101-97, con 25 puntos de "Black Mamba".

El próximo a superar para el astro angelino es Hakeem Olajuwon, que consiguió en su gloriosa carrera 26,946 tantos.

Igual hay que destacar que Bryant prefiere escalar la "escalera de Bill Russel", refiriendose a conseguir más campeonatos.

Felicitaciones Kobe!!!

A continuación la lista de máximos anotadores de la NBA:


1. Kareem Abdul-Jabbar




38,387
2. Karl Malone




36,928
3. Michael Jordan




32,292
4. Wilt Chamberlain




31,419
5. Shaquille O’Neal




28,434
6. Moses Malone




27,409
7. Elvin Hayes




27,313
8. Hakeem Olajuwon




26,946
9 Kobe Bryant




26,720
10. Oscar Robertson




26,710
11. Dominique Wilkins




26,668

Los Lakers van dejando atrás sus problemas


A fuerza de una ofensiva dominante y poderío en la zona pintada (50 puntos contra 32) los Lakers se impusieron por 101 a 97 ante los New Orleans Hornets en Los Angeles, para conseguir así su tercera victoria consecutiva.

La clave del encuentro fueron las grandes actuaciones de los internos laguneros, quienes dominaron el partido a su voluntad. Andrew Bynum, Pau Gasol y Lamar Odom se combinaron para lograr
55 tantos (58% TC), 31 rebotes, 9 asistencias, 3 robos y 5 tapas.

Por suerte Pau volvió a ser el que todos conocemos. El catalán tuvo un partidazo, con 21 puntos, 13 rebotes y 7 asistencias, encestando 6 de 8 en tiros de campo y ganando el gran duelo de la noche en la llave con David West, quien aún así lideró a su equipo con 23 tantos y 12 rebotes.

Bynum anotó 17 puntos y agregó 5 rebotes y 3 tapas a su planilla personal, lanzando para un 7/13 TC. En la zona pintada se midió con Emeka Okafor, quien terminó con 13 tantos (6/10 TC), 13 rebotes y 2 tapas.

Desde la banca, "Candyman" -quien había dicho que jugaría con el brazo derecho por el dolor en el izquierdo- olvidó su lesión del miércoles en Phoenix para aportar 17 tantos y 13 rebotes, con una muestra de la garra y el coraje que lo caracterizan. También puso dos tapas y molestó mucho a West.

Kobe Bryant acompañó a los internos con 25 puntos (10 /19 TC), en un partido en el que se convirtió en el 9º máximo anotador de la historia de la NBA, superando a Oscar Robertson. Además, Kobe repartió 4 asistencias e hizo todo lo que no aparece en las estadísticas.

Pero el duelo más interesante de la noche lo protagonizaron Ron Artest y Trevor Ariza. Ron-Ron defendió muy bien, pero principalmente estuvo acertado en los tiros (4/8 TC; 2/3 en triples), para finalizar con 12 puntos en 36 minutos. Por su parte, Ariza terminó con una muy completa actuación de 17 tantos (6/12 TC), 7 rebotes, 6 asistencias y 3 robos en 41 minutos en cancha.

Los dirigidos por Monty Williams nunca se dieron por vencidos. A pesar de que llegaron a estar perdiendo hasta por 10 puntos, en un tramo del tercer período se pusieron arriba en el marcador (62-61) en un momento en que la defensiva de los pupilos de Phil Jackson flaqueó y permitió muchos triples (los Hornets terminaron con 41% detrás de la medialuna).

Sin embargo, la ofensiva consistente de los bicampeones (50% de efectividad TC; 61% en la primera mitad), sumada a un Kobe enchufadísimo en el último cuarto, mantuvo a raya a los de New Orleans, para liquidar el asunto más tarde con un par de tiros libres, a pesar de que los visitantes no bajaron los brazos hasta los últimos segundos. Si fue de díficil es porque a pesar de que la línea frontal lagunera estuvo en muy buena forma, los locales fueron superados en rebotes 39 a 38.

Los Lakers están volviendo lentamente a su nivel habitual. Esto se da porque están apostando por el juego colectivo, la rotación del balón, el pase extra. y la buena defensa Derek Fisher no tuvo un buen desempeño, pero fue en el jugador que más se reflejó esto, terminando con 6 asistencias.

Entre lo negativo de la victoria, a la floja participación de D- Fish se sumó un leve esguince de tobillo de Steve Blake, que no fue nada grave pero por las dudas el quinesiólogo del equipo, Gary Vitti, impidió que el base reserva regrese al campo de juego. No obstante, Matt Barnes se tuvo que retirar del juego en el segundo cuarto tras caer mal y lesionarse la rodilla derecha. Hoy se le harán exámenes MRI para conocer la gravedad del golpe.

Por los Hornets, Chris Paul aportó 10 puntos y 10 asistencias, comandando a sus compañeros y abriendo oportunidades para desplegar las jugadas, aunque esta vez no fue suficiente haber superado a Blake y Fisher.

Junto con la paliza en New Orleans de la semana pasada, esta victoria demostró que los laguneros tienen calado el juego de los Hornets. Y esto es importante dado el siguiente dato: si la temporada regular terminara hoy, los rivales de primera ronda serían Paul y compañía, ya que se encuentran disputando el 6º puesto de la Conferencia Oeste con los Denver Nuggets (que vienen en picada).

Con el tercer triunfo consecutivo y récord de 26-11, ahora los Lakers esperan el domingo a los New York Knicks de Amar'e Stoudemire, encuentro que según Kobe será un gran reto para los bicampeones, por lo bien que ejecutan los de Mike D'Antoni.

Go Lakers!!!!!!

Resumen del encuentro



Mejores jugadas laguneras

Mbenga recibió su anillo de campeón


Antes de que inicie el juego entre Hornets y Lakers, el pivot congoleño, DJ Mbenga, recibió su anillo de campeón por el título obtenido junto a los laguneros la temporada pasada.

El anillo se lo entregaron sus ex compañeros y co-capitanes del equipo angelino, Kobe Bryant y Derek Fisher. Mbenga, que actualmente se encuentra en la lista de inactivos de New Orleans, ganó dos campeonatos con el uniforme púrpura y dorado y al recibir esta nueva condecoración se mostró muy contento y emocionado.