jueves, 9 de diciembre de 2010

Fisher rescata a Los Lakers


Que suerte que tenemos a Derek Fisher en el plantel. Aparece cuando se lo necesita. Es determinante en los últimos minutos de los encuentros y el lider indiscutido del equipo dentro y fuera de la cancha. Ayer volvió a ponerse la capa de superheroe y, como en el tercer partido de las finales ante los Celtics, le da el triunfo a los Lakers, esta vez con una bandeja en el último segundo.

Fue 87 a 86 con un bajísimo porcentaje de campo, tanto de los Clippers como de los dirigidos por Phil Jackson (40% y 42.5% respectivamente).

La primera mitad fue muy aburrida con errores de ambos equipos y con las ofensivas que no engranaban, parte por la buena defensa. A pesar de ir liderando toda la mitad, un parcial de 6-0 le da a los conducidos por Vinny del Negro una ventaja de dos puntos (43-41) después de los primeros 24 minutos de juego.

En el tercer período, las cosas empeoraron para los Lakers cuando Blake Griffin (16 puntoss y 11 rebotes) se encendió y ayudó a que los Clippers estuvieran al frente por diez puntos de diferencia en el marcador. Fue ahí cuando los Killer's B despertaron a los laguneros, en especial Shannon Brown (16 tantos y 5 rebptes; 5/9 en TC y 4/4 en triples) con sus once puntos consecutivos -entre ellos, tres triples, incluído uno desde atrás de la mitad de la cancha para cerrar el cuarto. Luego, al comenzar el cuarto período, Steve Blake y Matt Barnes también fueron claves para recuperar la ventaja en el marcador.

El último cuarto fue espectacular, no por el juego sino por el nerviosismo y la emotividad. Los conjuntos angelinos no se sacaban distancias mayores a seis puntos, con Eric Gordon (24 puntos, 5 asistencias, 4 rebotes y 4 robos; 8/14 en TC y 3/5 en triples) liderando a los Clippers y Kobe Bryant (24 tantos y 4 asistenciass; 9/15 en TC) a los Lakers.

El final del partido, tuvo un desenlace digno de contar:

Con un minuto para que finalice el encuentro, Pau Gasol (10 puntos -4/13 TC-, 10 rebotes y 5 asistencias) convirtió una canasta que dejó el marcador 81-85 con ventaja de los "locales". Heróicamente y muy astutamente, Ron Artest (5 tantos y 4 robos) le robó dos veces el balón a Gordon en las siguientes dos posesiones de los Clippers, para dar vuelta el resultado a 85-84. En el tercer intento el jóven escolta de los Clippers no se volvió a equivocar, ya que puso un excelente pase para la volcada de DeAndre Jordan (9 puntos y 11 rebotes) a 15 segundos de que expire el cotejo. El balón final sería para los Lakers, y Gordon muy inteligentemente cortó con la falta que su equipo tenía para dar faltando tres segundos, cuando Kobe ya preparaba el tiro final.

Desde un lateral ingresaba la pelota Barnes, en lo que era la última chance de conseguir la victoria para los laguneros. "Black Mamba" fue muy bien marcado, y la pelota fue a las manos de "El Presidente", que se encontraba casi en la mitad de la duela. El veterano, con mucha decisión, penetró hasta el fondo y lanzó una suave bandeja sobre Gordon y Jordan, que pegó en el tablero y, para gloria de los Lakers y de "D-Fish", entró. Toda la tensión de haber vivido un encuentro que, si se compara a ambos conjuntos, no tuvo porqué haber sido tan difícil.

Rápidamente todos los jugadores se fueron a celebrar el "buzzer-beater" con él, pero se nota claramente que los laguneros estan jugando sin pasión, sin ganas. Jackson tendrá que decirles a sus dirigidos que la postemporada es lo más importante, pero que los 82 partidos de la temporada regular también importan, que son esos 82 partidos los que te llevan a los Playoffs y que el mejor récord de la NBA da el privilegio de tener la localía donde realmente importa.

El próximo partido de los Lakers es el viernes ante los Chicago Bulls empezando realmente la gira.

Go Lakers!!!

Resumen del encuentro



Mejores jugadas de los Lakers