jueves, 1 de abril de 2010

Otra derrota


Se vio más de lo mismo en la derrota de ayer frente a los Atlanta Hawks (48-26). Mala ejecución ofensiva y defensiva, pobre trabajo en los tableros y los Lakers (54-21) finalizaron su gira de cinco partidos de visitante con record negativo de 2-3.
De nada sirvió la muy buena actuación de Kobe Braynt en la primera mitad, sus 20 tantos con 9-15 TC (finalizó con 28) fueron inútiles frente a unos Hawks inspirados y unos Lakers realmente frustrados. "No estamos jugando bien defensivamente. Esta gira es considerablemente mala", manifesto el nº 24 del equipo angelino.
Tras ser derrotada en New Orleans por 42-12, ayer en el Philips Arena la banca del equipo dirigido por Phil Jackson recibió otra paliza: 48-22, y esto teniendo en cuenta que mala actuación del base titular Derek Fisher (4 puntos con 1-6 TC) hizo que Jordan Farmar jugará más minutos y así finalizar con 16 tantos, sino el margen hubiese sido aún mayor.
"Fisher no pudo comprar ni un tiro. Es dificil de digerir", manifestó Jackson.
El catalán Pau Gasol, quien finalizó con 16 puntos (5-10TC) y 11 rebotes mostró lo frustrado que está el equipo en estos momentos: "Estamos frustrados porque no estamos jugando al nivel que nosotros podemos hacerlo. Cuando las cosas no salen como vos lo pensás y no entiendes porque, te frustrás un poco".
Zaza Pachulia (primer doble-doble de la temporada) y Al Horford hicieron un gran trabajó en la pintura conteniendo a Lamar Odom y Gasol, y gracias a ésto los Hawks destrosaron a los Lakers en la zona pintada 44-26.
En el equipo local todos colaboraron: Josh Smith con 12 tantos ocho rebotes y seis asistencias, Joe Johnson 25, 3 y 8 y el ex Laker Maurice Evans saliendo desde la banca con 18 puntos (7-9TC).
Tras el juego de las estrellas, Los Lakers tienen un record de 13-8, si estuvieramos hablando de equipos como Sacramento o New Jersey sería fantástico, pero no en un equipo que tiene aspiraciones a repetir el campeonato.
Estos Lakers están lejos de lo que fueron la temporada pasada y con sólo siete juegos restantes en temporada regular, la postemporada asusta allá en el horizonte. Se espera que Andrew Bynum vuelva para ese entonces, pero ¿es suficiente? ¿este equipo puede competir contra Cleveland, Orlando, Denver , Utah o Dallas?. La experiencia está del lado angelino, pero eso no va a ser suficiente si se quiere repetir la corona.