lunes, 12 de marzo de 2012

Una victoria clásica


Los clásicos no se juegan, se ganan. Frase futbolera que se adecua muy bien a esta rivalidad.

Los Lakers vencieron en el Staples Center a los Celtics por 97 a 94 gracias a las grandes actuaciones de Kobe Bryant y Andrew Bynum sobre el final del encuentro.

El primer cuarto de los angelinos fue muy bueno, principalmente en defensa. La visita sólo anotó 14 puntos con un 25% TC (6/24). Los locales cometieron muchas pérdidas (7 que le costaron 8 puntos), lo que impidió que el rendimiento sea perfecto. Tras el primer período la ventaja era de 10 tantos.

Los Lakers jugaron muy bien con los suplentes en la primera mitad del segundo parcial, pero no fue ningún relevo el que se destacó, sino Bynum que dominó totalmente la pintura gracias a la falta de tamaño de los Celtics. Kevin Garnett (14 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias y 3 robos) inició como pivot debido a las lesiones de Jermaine O'Neal y Chris Wilcox.

Los conducidos por Mike Brown sacaron 15 puntos de diferencia, pero todo se derrumbó en la segunda mitad del cuarto. La ofensiva se estancó y la visita comenzó a jugar de mejor manera, liderados por un muy buen partido de Rajon Rondo. Precisamente fue el base quien encestó un triple sobre la chicharra para achicar la diferencia a sólo dos puntos a la hora de irse a los vestuarios.

El juego de los locales en el tercer cuarto fue muy pobre. Los triples de Derek Fisher (9 puntos y 2 asistencias) y Metta World Peace lo mantuvieron con vida. La actuación del alero fue magistral. En ataque encestó 14 puntos en 4/8 TC y 3/5 en triples, a parte de luchar cada pelota como si fuera la última, y en defensa anuló completamente a Paul Pierce (13 tantos en 4/14 TC). El capitán verde no apareció NUNCA. Estos son los partidos para el ex Ron Artest y al ver a Troy Murphy (2 puntos en 14 minutos) y Josh McRoberts (2 faltas y una pérdida en 3 minutos) continúo extrañando a Lamar Odom.

Los Lakers entraron al último cuarto con una ventaja de dos puntos (72-70).

Kobe, Andrew y Pau Gasol comenzaron en la duela los 12 minutos finales. Sabia decisión de Brown.

Ambos equipos intercambiaron canastas hasta que Ray Allen (17 puntos y 6 asistencias) anotó un triple a 2:40 del final que le dio una ventajade 5 puntos (89-94) a los Celtics. Parecía que todo estaba perdido debido al mal momento anímico que están atravesando los laguneros.

Pero nunca un partido está perdido con "Black Mamba" en la cancha. Desde ahí en adelante fue un espectáculo de los Lakers.

Kobe encestó un doble en la pintura muy bien marcado por Pierce y a la siguiente posesión penetró para asistir a Bynum en un espectacular alley-oop. La diferencia se achicó a la mínima con 1:15 por jugar.

Bryant le dio la ventaja a los angelinos con un tiro en salto a 6 metros del aro tras una muy buena cortina de Gasol.

Mientras tanto en el otro costado de la cancha, los visitantes no podían ante una gran defensa lagunera.

Los Lakers consiguieron el balón y Brown pidió tiempo muerto. La ventaja era de un punto y los Celtics no cortaban con falta ya que la diferencia entre cronometros era de 7 segundos.


"Drew" se posteó, recibió el balón y anotó frente a Garnett para poner el 97 a 94 que sería definitivo. Pero ¿esa era la jugada que había planeado el entrenador angelino? No. Kobe la cambió.

"Le dije (a Bynum), 'Vamos a ir contigo. No vamos a hacer esta jugada, vamos a ir contigo al poste. Se fuerte. Si te doblemarcan, haz la jugada más fácil. Si no lo hacen, haz lo que sabes hacer'", manifestó el astro lagunero tras el cotejo.

"Es importante para él porque es la primera vez que confiamos en él en esta situación. Estaba contento de estar en esa posición. Fue un gran movimiento... será maravilloso para su confianza. Ha mejorado partido tras partido. Salir en tiempos definitorios contra un gran jugador defensivo como Garnett, realmente le dará una gran confianza", cerró Kobe.

Fisher, co-capitan del equipo, destacó la actitud de Bryant: "Kobe siempre continúa con su evolución en términos de hacer diferentes cosas para llevarnos a lo más alto y transformarnos en un equipo de campeonato. Creo que hoy fue otro ejemplo de él realizando lo que tenga que hacer para ganar y haber confiado en Andrew en esa situación es importante para nosotros".

Sobre el final, los Celtics intentaron empatar el encuentro pero se encontraron con una gran defensa de los Lakers.

"Las Torres Gemelas" dominaron la pintura con total claridad. Los Lakers ganaron en rebotes por 42-34, en puntos en la llave por 42-30 y en tantos de segunda oportunidad por 17-8. El pivot finalizó con 20 puntos y 14 rebotes mientras que el catalán sumó 13 tantos, 13 rebotes y 5 asistencias.

"Masked Mamba" volvió a brillar sobre el final y en el resto del partido se lo vio más cumpliendo el rol de facilitador. Concluyó con 26 puntos (9/20 TC), 3 rebotes y 7 asistencias.

Por parte de los dirigos por Doc Rivers se tiene que destacar a Rondo, quien aprovechó lo que le dio la defensa. Kobe le brindó el tiros exterior y la visión de campo pero le impidió llegar hacia el canasto. En 40 minutos cosechó 24 puntos y 10 asistencias.

Los Lakers cierran esta temporada ante los Celtics con un récord de 2-0.

El martes y el miércoles los laguneros jugarán de visitante, la gran cuenta pendiente. Memphis y New Orleans serán las paradas de esta mini gira.

Los angelinos necesitan que llegue el jueves de manera inmediata. Hay mucha desconcentración e incertidumbre debido a lo que pueda pasar en la fecha límite de intercambios.

Otros datos

Los Lakers tienen un récord de 18-2 como local. Es el mejor registro de la liga junto con el Thunder y el Heat.

Kobe Bryant suma 291 puntos en los últimos cuartos en esta temporada, récord en la NBA. 

La NBA no le permitió usar unos lentes negros especiales a Rajon Rondo ya impedía a los rivales ver los ojos del base. El nº 9 de los Celtics sufrió un golpe en el ojo derecho en el último partido.

Go Lakers!!


Resumen del encuentro


Mejores Jugadas de los Lakers