lunes, 7 de junio de 2010

Lakers 1-1 Celtics


En un partido con mucha adrenalina, emoción, juego físco e historia, Los Lakers cayeron ante los Celtics por 103-94 gracias a una actuación historíca de Ray Allen, quien encestó ocho intentos desde la linea de tres puntos marcando un nuevo récord en Finales de NBA.

R y R esa fue la fórmula que Boston utilizó para llevarse la victoria este domingo del Staples Center. Ray (Allen) y Rajon (Rondo), se turnaron una mitad cada uno para destrozar cualquier planteo defensivo del conjunto de Phil Jackson.

El escolta anotó en la primera mitad 27 de sus 32 puntos incluidos los primeros siete triples consecutivos, empatando la marca que ostentaba él mismo (finales del 2008), Scottie Pippen y Kenny Smith con esa cantidad de triples encestados en un partido. En la segunda sólo anotó un disparo desde tercera dimensión pero le valió para tener el récord en solitario de 8triples en un partido de Final. Cabe destacar que es el jugador con mejor promedio de acierto desde atrás de la medialuna en las historia de las finales (54,5%).

El base, quien finalizó en el quinteto defensivo del año, consiguió su quinta triple decena de la postemporada (19 pts. 12 rebotes y 10 asistencias) e hizo estragos en la pintura. Si el base del equipo contrario es el jugador con más rebotes en el partido, definitivamente algo está mal.

Tampoco hay que engañarse. Más allá de los dos guardias de verde mencionados, Boston no recibió respuesta alguna por parte del resto de su plantel, destacando a un desaparecido Paul Pierce (10 pts) y un Kevin Garnett (6 pts, 4 rebs, 6 asists y 5 faltas) que nuevamente se vio afectado por las faltas y, por lo tanto, mermado en su juego físico al que está habituado. Hubo una pequeña contribución por parte de Glen Davis (8 pts y 7 rebs en 18 minutos) y Kendrick Perkins (12 pts y 6 rebs), pero lo cierto es que a fines del 3er cuarto todos los internos de Boston tenían, por lo menos, cuatro faltas cada uno.

De finitivamente en esta serie los árbitros están más rigurosos que nunca. Se cobraron más faltas que en el primer partido: 58!! (29 para cada equipo). Esto afectó a ambos, ya que como dije anteriormente, todos los internos de verde estuvieron cargados de personales, y en los Lakers, Kobe Bryant sólo pudo jugar 34 minutos y cuidandose porque ya al inicio del último período sumó su quita personal.

Si los Celtics ganaron fue porque supieron liquidar el encuentro, con un parcial de 16-4, luego de que los Lakers entren a la segunda mitad como una topadora con un inicio de 11-4 después de un cierre de la primera mitad en la que Kobe pusiera el marcador a sólo 6 pts con un triplazo. Éste fue el mejor momento angelino, ya que todos jugaron muy bien, destacando el que quizás haya sido uno de los mejores partidos de pyafoffs de Andrew Bynum (21 pts -6/10 en TC-, 6 rebs y 7 tapas, aunque también 5 faltas). El pívot de 22 años fue el más consistente de los Lakers, pero también fue acompañado por un Pau Gasol que otra vez tuvo una muy buena actuación, terminando con 25 pts, 8 rebs, 3 asists y 6 tapas.

A pesar de las performances espectaculares de los internos laguneros (que concretaron un récord histórico de 14 tapas en un partido de Las Finales -se le agrega una de Shannon Brown-), los Celtics dominaron los puntos en la zona pintada por 36 a 26. Todo gran esfuerzo de Bynum y Gasol fue en vano.

Más allá de la derrota lagunera, fue un partidazo en todo sentido. Los dos equipos dieron la vida en cada jugada, y por momentos la adrenalina era tal que parecía que no existía balón, sino que eran un montón de jugadores batallando a muerte por conseguir algo, lo que fuere (una victoria, en este caso). Hubieron 22 cambios de liderazgo en el marcador, y 11 posesiones empatadas. Impresionante. Digno de Las Finales de la NBA, y digno de la histórica confrontación entre ambas franquicias.

Antes del encuentro, Gasol había remarcado la importancia del triunfo en esta noche por ambos bandos, ya que con esta derrota los Lakers perderían la localía (así fue), por el formato 2-3-2 que la liga impuso desde 1985, y que tanto le conviene a un equipo que logra "robar" un juego de visitante. Los Celtics ahora simplemente deben ganar todos sus juegos en casa para conseguir el campeonato.

Con esto, se podría alegar que la situación se complica para L.A., pero tengamos en cuenta un dato esperanzador: desde el Juego 6 de Las Finales 2008 los Lakers no pierden en Boston, ya que desde entonces se han llevado los partidos que allí se disputaron, aunque sea por márgenes pequeños.

Otro dato a tener en cuenta, que tontamente olvidamos en la previa, es que los Celtics venían de tener récord de 5-4 como visitantes en Playoffs, algo descomunal si se tiene en cuenta la importancia de la localía en estas instancias. No defraudaron a su público, y se llevaron una victoria en el Staples, algo que los laguneros no habían dejado que pase en toda esta postemporada.

Ahora la serie está 1-1 y los campeones reinantes viajarán a Boston, para intentar recuperar la localía en el Juego 3.

Go Lakers!!!!

3 juegos para la Redención Final


Tex Winter recibe una mención especial antes del juego 2


Antes de que comience el Juego 2 de Las Finales entre los Lakers y los Celtics, en el salón de prensa del Staples Center, Tex Winter recibió el NBA Coaches Association 2010 Chuck Daly Lifetime Achievement Award de la mano del Dr. Jack Ramsay .

"Recibir un premio como éste por parte de mis pares es uno de los puntos más altos de mi carrera," dijo Winter frente a la prensa y el resto de los espectadores que lo recibieron con una emotiva ovación.

La Asociación de Entrenadores, presidida por el actual coach de los Dallas Mavericks, Dr. Rick Carlisle, realizó un comunicado durante la mención, acerca de lo que Winter representa para los colegas:

"Un excepcionalmente exitoso coach a nivel colegial, Tex trajo su pasión, estudio intenso del juego, y pensamiento estratégico a la NBA, donde ha sido un contribuyente clave para unos impresionantes diez equipos de campeonato. Tex perfeccionó, e introdujo el ahora afamado 'Triángulo Ofensivo' en la NBA, que revolucionó el juego y la forma en que es entrenado."

Recordemos las complicaciones de salud por las que pasó Winter hace un año, y lo bien que se ha recuperado desde entonces. Desde aquí le mandamos nuestras felicitaciones y el agradecimiento por tan exitoso esquema.

Resumen NBA



Top 5