sábado, 12 de febrero de 2011

Locales en el Madison Square Garden


Sin descanso, pero con la moral más alta que nunca, los Lakers llegaron al Madison Square Garden para derrotar, como ya es costumbre, a los New York Knicks, esta vez por 113 a 96.

Después de haber ganado la noche anterior de forma brillante por 92-86 a los Celtics en Boston, viajaron hasta la ciudad de los rascacielos, donde Kobe Bryant volvió a ser el líder, la figura y la súper estrella del equipo al conseguir un doble-doble de 33 puntos (¡70% TC! -12/17- y 4/7 en triples) y 10 rebotes, aparte de rapartir dos asistencias. Los Lakers se quedaron con marca de 9-1 en los segundos partidos de noches consecutivas en esta temporada.

A diferencia de lo que había sucedido en el partido de la noche anterior frente a los Celtics, "Black Mamba" llegó inspirado desde el primer momento del juego y al concluir los 12 minutos iniciales ya tenía en su haber 19 puntos. Pudo haber superado de nuevo la los 40 puntos en el Madison Square Garden por sexta vez desde que llegó a la NBA, pero la gran diferencia que había en el marcador le permitió tomarse un gran descanso (no jugó en el último cuarto) y tan sólo jugar 29 minutos.

Pau Gasol fue otra vez consistente, seguro y eficaz. El catalán aportó 20 puntos (9/16 TC), 6 rebotes, una asistencia, un robo y una tapa, aparte de que siempre estuvo para ayudar al equipo a conseguir la ventaja que les dio tranquilidad durante todo el partido.

Las aportaciones de Bryant y Gasol permitieron a los laguneros conseguir el octavo triunfo consecutivo contra los Knicks y el quinto seguido en New York. El legendario campo de los Knicks es el escenario ideal para que Kobe brille de manera especial en su juego ofensivo y donde estableció la marca de 61 puntos, que hubiese estado en peligro si en lugar de disputar 29 minutos hubiese estado más tiempo en el campo.

Otra de las claves del encuentro fue el gran aporte de los suplentes angelinos. La banca visitante superó 44 a 25 a la local, destacandose la actuación de Shannon Brown. El hombre con piernas de "TNT" hizo levantar de sus asientos en varias oportunidades a todos los que se encontraban en el estadio con sus volcadas espectaculares. Finalizó con 12 tantos y 3 rebotes.

Lamar Odom jugó con ocho puntos de sutura en su frente debido al choque que sufrió con Gasol en el partido ante los Celtics. "Candyman" tuvo una muy buena actuación a pesar de esa molestia, terminando con 14 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias.

Si bien Andrew Bynum (12 tantos -5/8 TC- y 9 rebotes) no tuvo los mismos números que Amar'e Stoudemire (24 puntos, 10 rebotes y 6 pérdidas), el pivot lagunero volvió a vencer en el duelo personal a la bestia neoyorquina, mostrando más fundamentos y decisión a la hora de atacar y defender. Pau y Lamar también se encargaron de Stoudemire.

Otra gran victoria para los dirigidos por Phil Jackson, que poco a poco comienzan a regresar al nivel que los llevó a ser los bicampeones de la liga. Con récord de 38-16, viajan al estado de la Florida para medirse mañana ante el Orlando Magic y así revivir Las Finales 2009 e intentar seguir avanzando en la búsqueda de la verdadera identidad del equipo.

Go Lakers!!

Resumen del encuentro



Mejores jugadas de los Lakers