miércoles, 28 de diciembre de 2011

Reporte de lesiones


Los Lakers vivieron una mitad de semana muy activa con su primer back-to-back-to-back desde 1998-99. En una temporada comprimida de 66 partidos las lesiones suelen ocurrir más seguido de lo habitual, pero por suerte los laguneros no tienen lesiones graves, sólo algunas menores.

La más notable es la de Kobe Bryant, quien se fisuró el ligamento lunotriquetral de su muñeca derecha en el primer partido de pretemporada ante los Clippers. A pesar de que su lesión es grave, en  él ninguna lastimadura parece ser seria. "Black Mamba" supo reponerse a todo y en estos tres partidos promedió 27.7 puntos, 6.7 rebotes, 5.7 asistencias y 1.67 robos. Continuará listado "día a día".

Josh McRoberts no sólo tiene el pulgar de su mano izquierda lastimado sino que tambíen se esguinzó el 1º artejo del pie izquierdo. A pesar de haber jugado 20 minutos ante el Jazz en los que recolectó 6 puntos, 6 rebotes y 2 tapas, manifestó tras el partido que la lesión en su pie le impidió correr y saltar como de costumbre. Igualmente será titular ante los Knicks antes de pasar a la banca cuando vuelva Andrew Bynum.

Pau Gasol sufrió un esguince en su hombro derecho en el partido inagural ante los Bulls, pero no lo afectó ya que ayer sumó 22 puntos, 9 rebotes y 5 tapas. Al igual que Bryant está listado "día a día".

La única lesión que le impide jugar a un jugador es la que sufre Derrick Caracter. Se rompió los meniscos de su rodilla izquierda en el campo de entrenamiento (14 de diciembre) y estará como mínimo entre 2 y 4 semanas fuera de acción.


Primer triunfo


Los Lakers volvieron al triunfo. Tras ocho derrotas consecutivas (la barrida ante los Mavericks, los dos partidos de pretemporada ante los Clippers y los primeros dos cotejos de temporada regular), los laguneros vencieron al Utah Jazz por 96 a 71 en el Staples Center.

Esta victoria vale lo mismo que una botella de agua en pleno desierto. La necesitábamos todos: jugadores, técnicos, gerencia y aficionados. Un poco de aire para respirar tras tanto humo asfixiante.

¿Se solucionaron las cosas? Claro que no, pero por lo menos, es un comienzo.

Al entrar al partido los más temible era la velocidad y la energía. Un equipo viejo y en su tercera noche consecutiva  se enfrentaba a un conjunto jóven que hacía su debut. Por suerte ese conjunto jóven parecían ser los Lakers.

Los dirigidos por Mike Brown volvieron a las fuentes. Defendieron muy bien durante todo el partido, algo que será clave para lograr triunfos ya que todavía no se encuentra un sistema ofensivo.

La primera mitad pareció durar 12 horas. Fue un juego muy lento con muchas faltas donde el protagonista era el conjunto local en ambos costados de la cancha. La defensa de los Lakers se pareció a la del partido ante los Bulls, cerrando muy bien a cada jugador y luchando cada rebote. En este apartado se merecen una mención Josh McRoberts (6 puntos, 6 rebotes y 2 tapas) y Troy Muyphy (11 rebotes y 4 asistencias) quienes lucharon a muerte para capturar cada balón que andaba por el aire. En ataque continuaban los problemas, todavía Brown no pudo imponer su ofensiva a los jugadores quienes estuvieron perdidos y dependiendo de esfuerzos individuales. Por eso, a pesar de mantener al Jazz en 31 puntos y un 26% TC, la diferencia era sólo de 10 tantos a la hora de ir a los vestidores.

El tercer cuarto fue el que marcó la diferencia. Los locales mantuvieron la defensa agerrida y además le agregaron un ataque más fluido y punsante, que destruyó la poca resistencia de Utah. El resultado del parcial fue 30-15, dándole a los Lakers una ventaja de 25 puntos que transformaban al último período en un trámite por compromiso.

Tras obtener una ventaja máxima de 29 tantos, la visita marcó una racha de 9-0 que obligó al entrenador angelino a pedir tiempo muerto. Volvieron los títulares a la duela y liquidaron el trámite.

Hay muchas actuaciones individuales para destacar.

Kobe Bryant estuvo activo y certero. Tuvo muy buen citerio para elegir cuando lanzar y cuando involucrar a algún compañero. Cuando logren aceitar la ofensiva su combinación con Pau Gasol puede ser letal. "Black Mamba" concluyó con 26 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias en 30 minutos.

El catalán volvió a nacer tras un partido para el olvido en Sacramento. Dominó a todos los internos del Jazz, en especial a Al Jefferson (4 puntos en 2/16 TC), tanto en ataque como en defensa. Terminó con 22 tantos (10/12 TL), 9 rebotes, 2 robos y 5 tapas.



Metta.... World.... PEACE!! Se lo vio rejuvenecido al alero angelino. Su tiro a distancia lo está abandonando en este puntos de su carrera pero hace mucho daño posteandose y aprovechando su físico. Ayer cumplió el rol de Lamar Odom liderando a la segunda unidad. Finalizó con 14 puntos (5/9 TC y 4/5 TL), 5 rebotes y una tapa.

Los Lakers por fín tendrán un día de descanzo, pero el relax no va a durar mucho ya que el jueves enfrentarán en Los Angeles a los New York Knicks de Carmelo Anthony.

Después de dar varios pasos hacia atrás, se dio uno para adelante.

Go Lakers!!

Box Score

Resumen del partido



Mejores jugadas de los Lakers