jueves, 5 de mayo de 2011

Pau Gasol se mantiene optimista


Nota realizada por la Agencia EFE

Los Lakers, tras dos derrotas encajadas en casa, viajarán a Dallas con una eliminatoria muy cuesta arriba, aunque Pau Gasol confía en la remontada y en el espíritu de su equipo: "No es momento de reproches sino de ayudar; si nos reprochamos cosas ahora, estamos muertos".

"Tengo fe en que sí se puede levantar la eliminatoria", añadió el ala-pívot español. "Confío en este equipo, en los jugadores y en los técnicos. Vamos a ver si nos relajamos un poco y logramos hacer nuestro juego. Tenemos que apoyarnos los unos a los otros y evitar que no haya situaciones de desesperación, como hoy", añadió.

Desde su llegada a los Lakers en febrero de 2008, Gasol sólo había vivido un 2-0 en contra en los playoffs, y fue ese mismo año en la Final de la NBA, frente a los Celtics.

"Es una situación nueva pero espero que con la experiencia, la calidad y el carácter de este equipo podamos darle la vuelta", manifestó el catalán.

"Si jugamos con más confianza en ataque y defensa, la calidad de los jugadores saldrá por sí sola", agregó el 16 angelino, que describió así la situación en el vestuario al término del encuentro.

"Nos hemos dicho que descansemos, que mañana revisaremos muchas cosas y que sobre todo no tenemos que estar con tanta tensión, que ha sido muy palpable hoy. Nos está perjudicando mucho", manifestó.

En declaraciones a los medios locales, el jugador admitió que el equipo vive un "colapso masivo" pero que la plantilla "no debe agachar la cabeza". "Ser positivos y tener confianza en nosotros mismo nos llevará a buen puerto", apuntó.

El español explicó que los Lakers deben comunicarse más sobre la pista, "estar ahí los unos para los otros" y no preocuparse de fallos puntuales "porque siempre habrá otra posesión para arreglarlo".

Gasol, al igual que el resto de sus compañeros, recibió un gran abucheo por parte de su afición.

"Obviamente un 0-2 nos pone nerviosos a nosotros y a los aficionados", reconoció. "No es lo que esperábamos ni lo que queremos, pero es lo que hay. Es momento de ser fuertes y de ser una piña más que nunca si queremos tener éxito y superar estos problemas", comentó.

El español, crítico con su actuación, admitió que Dirk Nowitzki está jugando "con mucha confianza" y que debe dar con la clave para impedir que realice tiros sencillos.

Para ello, recalcó, se requiere un esfuerzo conjunto. "Ahora mismo nos estamos esforzando demasiado... pero cada uno por su cuenta", concluyó.

Artest suspendido


Se confirmó lo que se esperaba.

Stu Jackson, vicepresindete ejecutivo de las operaciones de baloncesto de la NBA, informó que Ron Artest fue suspendido por un partido sin paga por golpear con su brazo el rostro de Juan Jose Barea.

El hecho fue clasificado de falta flagrante de grado 2 por la NBA.

Por si algo le faltaba a los laguneros llegó la sanción a Ron-Ron.

Seguramente Matt Barnes ocupará su lugar en la alineación titutar en el encuentro de mañana, pero Phil Jackson no nos dará ninguna pista hasta el comienzo del cotejo.

Bynum: "Tenemos problemas de confianza"


Andrew Bynum jugó de manera mucho más agresiva en el segundo partido de la serie, tal como lo había prometido, finalizando con 18 puntos y 13 rebotes (7 ofensivos).

Pero al final del encuentro se le pudo notar una clara frustración al declarar: "Es obvio que tenemos problemas de confianza, y a menos que salgamos y hablemos de ello, entonces nada va a cambiar".

"Somos un equipo talentoso. tenemos muchachos que se pueden cargar un partido, cuatro o cinco jugadores que pueden encestar 10 puntos consecutivos... por lo que hace que sea menos evidente (la falta de confianza). Parece obvio ahora porque este equipo (Mavericks) nos estan venciendo y nosostros no hacemos anda al respecto", manifestó el jóven pivot siendo sincero e intentando despertar a sus compañeros.

En la conferencia de prensa post partido los periodistas le preguntaron a Kobe Bryant sobre los comentarios de Bynum.

"Creo que a la confianza que se refiere es a ayudarse uno al otro en el costado defensivo de la cancha. Él se siente frustrado cuando ayuda a un guardia tras salir de una cortina y desmarque y nadie lo ayuda a él cuando un hombre grande se dirige hacia el canasto", comentó "Black Mamba".

Artest y una posible suspensión


Con 24 segundos por jugar y los Lakers perdiendo por 11 puntos, Ron Artest golpeó con el codo, el brazo y la mano a Juan Jose Barea y los árbitros inmediatamente le cobraron su segunda falta técnica (ya tenía una previamente) y lo expulsaron del encuentro.

El mejor escenario para Ron-Ron y los laguneros es que la liga no tome cartas en el asunto y deje todo como está, pero si nos fijamos en los antecedentes de la NBA en estos casos, hay pocas posibilidades de que esto suceda

Phil Jackson manifestó después del cotejo: "Hay buenas chances de que lo suspendan, pero espero que no ocurra".

Concuerdo con el técnico

Por si no vieron la jugada, obvserven:


La esperanza es lo último que se pierde


Los Lakers tuvieron su peor derrota de la temporada por como se jugó y por el momento en que llegó. Los Mavericks festajan con esta victoria por 93 a 81 que los deja arriba en la serie 2-0 y pone a los laguneros en jaque.

Desde el inicio se veia más problable el triunfo visitante que el local. La defensa llevada a cabo por los dirigidos por Phil Jackson fue la peor que vi en mi vida (y creo no exagerar) y si a parte le agregamos que erraron los primeros 15 lanzamientos de tres puntos (terminaron 2/20 aunque los dos que encestaron fue en tiempo basura) era imposible que Staples Center festejara.

Hasta principios del último cuarto estaba esperanzado, porque tan sólo perder por siete tantos jugando tan mal, daba lugar a una remontada milagrosa. Por desgracia ese milagro no llegó.

Es difícil analizar actuaciones individuales cuando se jugó tan mal en lo colectivo.

Los Lakers no jugaron con la garra y la energía que amerita un partido de esta envergadura, por el contrario, los Mavs parecían estar 0-1. Los conducidos por Rick Carslie barrieron la duela del estadio con unos laguneros que parecían no querer ganar.

Dirk nowitzki se encargó desde el comienzo de encaminar el cotejo para el lado visitante. No importa quién lo marcara (al final Ron Artest estuvo frente a él muy poco tiempo) siempre le encontraba la vuelta para anotar. El alemán aniquiló a los laguneros con 24 puntos (9/16 TC) y 7 rebotes.

Si Ron-Ron había jugado mal el primer partido de este mejor no hablemos. Sus 11 tantos y 6 rebotes son mentirosos ya que nunca defendió (común denominador en todo el equipo) y en ataque no aportó. Como si fuera poco se fue expulsado por un golpe a J.J. Barea cuando se terminaba en el encuentro y ahora puede ser que la liga lo suspenda.

Shawn Marion no hizo más que aprovecharse de la pésima noche de Artest y concluyó con unos sólidos 14 puntos y 9 rebotes.

Andrew Bynum fue el único jugador lagunero que, aunque sea en algunos momentos, se encontraba despierto en defensa. No es que tuvo sus típicas actuaciones donde bloquea tiros o molesta a los lanzadores, pero algo hizo y en este equipo eso ya es mucho decir. En ataque también colaboró y fue fundamental para por lo menos mantener tres cuartos "parejos" y que la diferencia final no sea más amplia. 18 puntos (8/11 TC) y 13 rebotes fueron los números finales del jóven pivot.

Es increible escuchar al público abuchear a Pau Gasol, pero la realidad es que se lo merece y con creces. El catalán fue la clave del bicampeonato que actualmente obstenta la franquicia, pero en estos playoffs su producción da lástima. Por ahí sus números no son tan malos (13 tantos y 10 rebotes) pero jugó horriblemente a tal punto que no metía ni los tiros libres (el equipo en general finalizó con 11/20, deprimente). ¡Alguién que despierte al niño de Saint Boi que lo necesitamos ya!

Barea (13 puntos y 4 asistencias) hizo estragos en la defensa local; ¿Mérito del latino? Para nada. Simplemente con pasar una cortina se encontraba sólo para ir hacia el canasto, asistir a un compañero o lanzar un jumper a media distancia.

De la banca angelina nada de nada. Sólo Lamar Odom (6 tantos y 9 rebotes) intento algo pero no salió.

¿Me olvidé de Kobe Bryant? En absoluto. Me dio mucha lastima ver al astro angelino defender tan mal. En ataque dio sus clásicos aportes y cuando entró en el segundo cuarto fue el gran responsable de un parcial de 10-0 para los laguneros, pero no alcanza si no puede parar a nadie. Finalizó con 23 puntos, 3 asistencias y unos hirónicos 5 robos.

Los Lakers no logran imponer su fuerte en la pintura. Sólo ganaron en rebotes 44 a 39 y en puntos en la llave 42 a 36, perdiendo en tantos de segunda oportunidad 8 a 11.

El triangulo de Jackson no está funcionando y no se rota el balón en ataque por lo que lo único que se puede observar son unos contra unos sin sentido.

El panorama es más que complicado y con esto no adivino nada. La única manera de sacar la serie adelante es poniendo garra, actitud y ganas de ganar.

El siguiente partido será el viernes en el American Airlanes Center a las 21:30 ET.

La esperanza es lo último que se pierde.

Go Lakers!!!

Box Score


Resumen del encuentro