sábado, 6 de noviembre de 2010

El partido más raro de la temporada


Los Lakers derrotaron por 108 a 103 a los Toronto Raptors en un partido muy raro que tuvo a los laguneros con su mejor ofensiva, pero también la peor defensiva, permitiendo que los dirigidos por Jay Triano den pelea hasta los últimos minutos.

Nuevamente los de Phil Jackson llegaron a los 30 puntos en el primer período, comandados por un Kobe Bryant fuera de serie (y 1º en el ranking para el MVP que hace la NBA), en un rol de facilitador que le sienta perfecto cuando encima está a tono con sus tiros de campo (6/12 en TC). Pases largos, penetraciones fáciles, Showtime, Kobe hizo de todo un poco para acompañar a Pau Gasol, quien lideró a los Lakers con 30 tantos (12/22 en TC), 7 rebotes y 2 tapas. Por su parte, "Black Mamba" anotó 23 puntos y lideró al equipo en asistencias, con 6, y a eso le añadió 4 rebotes y 3 robos. Derek Fisher (11 puntos y 4 robos) también fue importante en el gran inicio de los bicampeones.

No obstante, los Raptors nunca se intimidaron, sino que se apoyaron en la juventud y explosividad de su plantel, tan cambiado desde la partida de Chris Bosh. El segundo período tuvo un sorpresivo parcial de 38-22 para la visita gracias a que los angelinos jugaron despreocupados como si estuvieran en un encuentro de pretemporada. Comandados por Leandrinho Barbosa (17 puntos) saliendo desde la banca, DeMar DeRozan (15), Andrea Bargnani (14) y Amir Johnson (12 puntos y 15 rebotes), los Raptors se fueron al descanso al frente por 58-55. Es la primera vez en la temporada que los Lakers terminan abajo en la primera mitad.

Un factor clave para este juego fueron los rebotes. Los de Toronto tuvieron muchísima superioridad en este rubro (49 a 31), siendo el dato más alarmante el hecho de que Bargnani, Amir Johnson y Reggie Evans capturaron más rebotes que todos los Lakers juntos. Los que siempre rinden en los tableros esta vez tuvieron una producción demasiado discreta, entiéndase por Gasol (7 rebotes), Lamar Odom (9 rebotes y 7 puntos), Ron Artest (2 rebotes) y Matt Barnes (3 rebotes). Además, a los laguneros les costó mucho entrar en ritmo con la defensa, logrando esto sólo en algunos pasajes del último cuarto.

Luego de un 3º período muy reñido, en el que ambos equipos nunca se sacaron más de 4 tantos de diferencia, los laguneros lograron capitalizar las ofensivas y empezaron a involucrarse más en el costado defensivo, mermando la hemorragia anotadora, especialmente en la pintura, de los jugadores de Toronto . Aún así, fueron los errores de los Raptors los que los hundieron, mientras los Lakers liquidaban el partido a base de tiros libres generados por mucho juego físico por parte de Gasol y Bryant. El juego se aseguró recién a un minuto del final.

Un dato muy importante: Kobe y Pau se convirtieron en los primeros compañeros laguneros desde Jerry West y Wilt Chamberlain en octubre de 1970 en anotar al menos 20 puntos en los primeros seis encuentros de la temporada regular. De la mano de ellos dos, los Lakers consiguieron la sexta victoria al hilo, manteniendo el inicio invicto de esta nueva campaña.

Quizás haya sido el mejor partido de los de Jackson en lo ofensivo, pero en rebotes y en defensa siguen dejando muchos cabos sueltos para corregir, agregando el hecho de que la banca lagunera se combinó para 30 puntos -liderada por Steve Blake (14), que encestó cuatro triples consecutivos en la primera mitad, y Shannon Brown (12)-, perdiendo nuevamente ante la segunda unidad rival, que totalizó 52. Rebotes, juego reserva y el ingreso a la pintura desde la apertura del perímetro, estos son los puntos débiles de estos campeones reinantes que a pesar de todo demuestran mucha solidez y una implacable ofensiva basada en la combinación del mejor dúo del mundo.

Este domingo en el Staples Center se viene un partido más que complicado para los laguneros, ya que en frente estarán los Portland Trail Blazers, que vienen de perder el invicto recién este jueves pasado ante el Thunder.

Esperemos que Jackson y sus pupilos corrijan los errores defensivos antes mensionados y continuen con su ofensiva espectacular, para obtener la séptima victoria consecutiva.

Go Lakers!!

Resumen del encuentro