domingo, 25 de abril de 2010

Lakers 2-2 Thudner


Decepción, tristesa, bronca, desilución es lo que sentimos los fanáticos de los Lakers tras ver el partido de ayer.
El Thunder igualó la serie 2-2 con una victoria 110-89, sí no me equivoque 21 puntos de diferencia y no fueron más porque el equipo de Oklahoma City bajó la marcha en el último período.
Cuando observaba el encuentro ayer me preguntaba: ¿Los Lakers es el nº1 y el Thunder el nº 8?. Si me dejaba llevar por la noche negra que tuvo el equipo dirigido por Phil Jackson, tendría que pensar que Kevin Durant y compañía era el nº1 y los Lakers un equipo que ni siquiera lucha por un puesto en la postemporada.
A pesar de tener una ventaja de altura más que importante volvimos a perder el duelo rebotero (43-50). No se puede entender que teniendo dos jugadores de más de 2,13 mts y al mejor rebotero desde la banca -Lamar Odom- no podamos controlar los tableros.
Desde antes de comenzar la serie se suponía que el conjunto dirijido por Scott Brooks ganara en puntos de contraataque, pero ¿24 a 2? hay que parar a alguien, corren como si no hubiera un equipo en frente.
Y ayer pareció no haberlo...
Es impensado ver que un equipo que busca repetir el título intente 20 tiros libres menos que su rival y con sólo 60% de efectividad, y a esto hay que agregarle que la mayoria de los lanzaminetos encestados desde la personal por parte de los Lakers fue con el partido liquidado.
Kobe Bryant buscó pasar el balón y no lanzar, pero observando los 0-4 de Ron Artest, 0 de 5 de Jordan Farmar, 0 de 3 de Shannon Brown (hablando de tiros desde el perímetro) definitivamente prefiero el 37% de campo que venía lanzando Kobe.
Finalmente el nº24 angelino finalizó con 12 tantos (5-10 TC) y cuatro asistencias. Obviamente si jugar en todo el último cuarto porque el partido estaba más que cerrado.
El jugador más destacado en los Lakers fue el veterano Derek Fisher: Encestó 11 puntos en 4 de 7 de campo y 3 de 6 en triples (aunque hay que aclarar que en defensa nunca pudo frenar a Russell Westbrook).
El martes de disputará el quinto partido de la serie en el Staples Center de Los Angeles.
Confío en la levantada del equipo, en los puntos de Kobe, en la defensa de Artest, en la esperiencia de D-Fish, en la calidad de Pau y en la versatilidad de Lamar.... pero está dificil, muy difícil.